viernes. 09.12.2022
Consecuencias de la pandemia

Las matrículas para aprender un idioma se desploman

La escuela oficial y el Centro de la ULE, con un tercio menos de alumnos
El miedo y los protocolos de seguridad han influido en las matrículas este año. DL

Un tercio menos de matrícula, tanto en la Escuela Oficial de Idiomas como en el Centro de Idiomas de la Universidad de León, es la consecuencia que ha tenido el coronavirus en el aprendizaje de otras lenguas en León. Una merma en el número de alumnos que está marcada, por un lado, por las medidas que exige la propia pandemia, con la distancia de las mesas a más de 1,5 metros, lo que reduce la capacidad de las aulas, a lo que se suma el miedo. Por otra parte, está el hecho de que han cambiado los plazos respecto a otros cursos, como consecuencia del estado de alarma y a muchos alumnos se les han pasado, pero en total, más de tres mil leoneses continuarán con la enseñanza reglada de idiomas en ambos centros.

«Muchos llaman diciendo que tienen miedo», comenta la directora de la Escuela Oficial de Idiomas de León, Bárbara Fernández Ramos, quien añade entre los factores que han influido en la reducción de matrícula el hecho de que «la gente tiene una vida más insegura por la inestabilidad laboral», por lo que muchos desisten de apuntarse a las clases. En el caso del Centro de Idiomas de la Universidad de León, el vicerrector de Internacionalización, Roberto Baelo, señala que sus alumnos este curso han preferido «matrículas cortas», a través de los programas que ofrecen frente a los de carácter anual.

En la escuela de idiomas el efecto se observa más por cursos que por idiomas. «Los alumnos que más han continuado son los de los niveles altos, porque este año habrá oposiciones y necesitan el título», señala Fernández Ramos, aspecto que también corrobora el responsable de la Universidad de León. La directora de la Escuela de Idiomas explica que la demanda de algunas lenguas también va «por modas» y mientras primero de alemán ha mantenido el tipo este curso, francés ha caído considerablemente. En el centro de la Universidad de León, los idiomas que más han caído son inglés, alemán y ruso, principalmente con un descenso de alumnos por encima del 40% y árabe, chino y japonés, en los que las matrículas han descendido en torno al 25%. «Hemos notado una disminución de en torno al 50% de las matrículas de estudiantes con edades superior a los 60 años, con respecto al curso anterior», señala Baelo, en relación al miedo que ha generado el coronavirus entre este alumnado.

Interés
Más de tres mil alumnos mantienen su apuesta por aprender otra lengua, principalmente jóvenes

«Idiomas como francés, portugués o italiano no han sufrido caídas pronunciadas e incluso alguno mantiene o aumenta su matrícula. Quizás esto se pueda explicar porque la población que los cursa es mayoritariamente joven o universitaria», señala el vicerrector de Internacionalización, quien añade que a pesar de todo, en el Centro de Idiomas se ha podido completar grupos en todos los niveles de todos los idiomas.

Oposiciones a la vista
Los cursos más altos son los que menos se han visto afectados por el descenso de matrículas

«Hay un mayor volumen de alumnado matriculado en la franja entre 18 a 25 años, lo que denota que el interés por los idiomas sigue, y que el descenso se pueden atribuir a factores derivados de la situación actual; poblaciones de riesgo o dificultad para enfrentarse a un posible modelo que no sea presencial», señala Roberto Baelo. En el Centro de Idiomas, además, desde principio de curso ya han comenzado a trabajar con las plataformas digitales de las que disponen para que los alumnos estén habituados a su uso en caso de que vuelvan a suprimirse las clases presenciales.

En ambos centros, las medidas de seguridad cumplen con todos los protocolos exigidos y se han organizado los turnos de salida y entrada para reducir el posible contacto entre los estudiantes. Los hidrogeles, la ventilación de las aulas y el uso obligado de mascarillas son algunas de las medidas impuestas.

Las matrículas para aprender un idioma se desploman
Comentarios