lunes 21.10.2019
DONACIÓN

Niños que van al quirófano en un coche eléctrico

Con esta iniciativa, probada con éxito en otros centros, los responsables sanitarios pretenden reducir el estrés emocional de los niños ingresados durante su estancia hospitalaria
El coche hace disfrutar a los pequeños. ICAL
El coche hace disfrutar a los pequeños. ICAL

El servicio de Pediatría del Hospital de León dispone desde hoy de un vehículo eléctrico donado por Cruz Roja con el que se pretende “humanizar en la medida de lo posible la estancia hospitalaria de los más pequeños”. Se trata de un pequeño coche eléctrico para niños de entre tres y seis años, que simula los vehículos de intervención en emergencias de Cruz Roja y que puede ser conducido por el propio niño o por control remoto.

El objetivo de este nuevo equipamiento lúdico es que los niños ingresados puedan acudir a quirófano o a realizar pruebas médicas de una manera más lúdica, de forma que se reduzca el estrés emocional que la estancia hospitalaria les produce. En ese sentido, los responsables de Cruz Roja confiaron en que el vehículo donado “consiga que esos momentos de desconcierto en el hospital sean más lúdicos, amables para conseguir que olviden por un momento la situación que están viviendo”.

_J5G9002_20373585_med

Niños en el aula de Pediatría del Hospital de León. RAMIRO

Esta donación es fruto de la colaboración de Cruz Roja con el Hospital de León, a través del proyecto Infancia Hospitalizada que se lleva a cabo con el servicio de Pediatría. Gracias a esta iniciativa, el voluntariado de la entidad transforma los espacios comunes del hospital en una zona lúdica, dónde compartir con otros niños momentos de diversión a través de pintacaras, globoflexia, juegos de mesa, talleres medio ambientales o papiroflexia.

El acto de entrega contó con la presencia de la presidenta provincial de Cruz Roja en León, María Victoria Seco, del delegado territorial de la Junta, Juan Martínez Majo, y del gerente del Hospital de León, Juan Luis Burón.

Una Pediatría de cuento

 
 
 

Niños que van al quirófano en un coche eléctrico