jueves. 02.02.2023

El nuevo puente de San Juan de Dios no se abre al tráfico tras dos años por otro error de Adif

Los técnicos intentan solventar cómo puede dar Adif la titularidad del vial, que costó 2,5 M€, a San Andrés
Dos vecinos de San Andrés pasean tranquilamente por una infraestructura construida hace dos años para dar salida a 12.000 vehículos cada día. FERNANDO OTERO
Dos vecinos de San Andrés pasean tranquilamente por una infraestructura construida hace dos años para dar salida a 12.000 vehículos cada día. FERNANDO OTERO

La obra estrella del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en San Andrés del Rabanedo para coser la fractura que ocasiona el tren al municipio: el puente que une la avenida de San Ignacio de Loyola con la zona de La Pontona, sigue cerrado contra todo pronóstico dos años después de haberse construido con 2,5 millones de euros.

Y si a comienzos de este 2022 la explicación quijotesca sobre los motivos de su no apertura aludían a que la rotonda más cercana al Ayuntamiento no daba «la talla» para distribuir con seguridad los más de 12.000 vehículos diarios que según los cálculos utilizarían esa conexión, el año se acaba con la nueva sorpresa de que el puente aún no se abre al tráfico porque Adif no puede ceder el vial a San Andrés al haberse encargado el propio Administrador de las expropiaciones para realizar la obra.

De modo que el galimatías burocrático, la única piedra que faltaba en el listado de trabas que acompañan la puesta en funcionamiento del famoso puente de San Juan de Dios, va camino de convertirse en asunto ‘de Estado’. De momento, se ha solicitado un informe técnico para ver cómo se puede resolver el nuevo escollo, según se expuso en la última comisión informativa de Urbanismo.

La cesión a San Andrés de esos 800 metros constituía hasta ahora uno de los tres requisitos imprescindibles para dar luz verde al uso del puente, junto con las correcciones de los desperfectos de la obra por parte de Adif y la inclusión en el convenio a tres bandas de la construcción de los dos carriles adicionales que permitirían ampliar a cuatro carriles el paso y prolongarse hasta la glorieta del Doce de Octubre. Algo más lógico dado el volumen de tráfico que se prevé que soporte la infraestructura.

San Andrés aportará para ello 1,9 millones, al asumir en esa cantidad 120.000 euros de sobrecoste por el incremento que experimentaron a nivel mundial los materiales y por la supresión de la mini-rotonda de Jesús Nazareno, mientras la Junta se encarga del asfaltado con 300.000 euros y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de la dirección y asesoramiento técnico.

El borrador ya llegó a la sede consistorial hace varios meses, pero se desconoce la fecha para rubricarlo tras los nuevos vaivenes, aunque la regidora indicó que la idea es abrir el puente a la circulación en enero. También se reafirmó en el propósito de abrirlo con el inconveniente provisional de desembocar en una carretera estrecha y desgastada que se estrangula al atravesar la presa del Bernesga, pero cuyo proyecto de mejora y desdoblamiento ya se ha realizado y falta solo licitar e iniciar la obra. Es decir, su apertura sería «en pruebas» en cuanto San Andrés asumiera la titularidad cuestionada ahora.

Si funciona bien, se «mantendrá abierto, y si se produce algún conflicto, se volverá a cerrar hasta que culminen las obras de ampliación junto a Aldeiturriaga», señaló. Se trata de 200 metros de la antigua carretera León-Carrizo que discurren junto a la marmolería y que resuelven el trazado en línea recta pisando la glorieta para conectar La Pontona con la calle Azorín.

De momento, las obras de permeabilidad para salvar el tren en San Andrés han demostrado que se basaron en proyectos desfasados que hasta ahora han dado más problemas que soluciones, con los ascensores de Limonar de Cuba bloqueados en lugar de en uso desde hace tres años en que se inició su mejora, los pasos de Príncipe inundados en varias ocasiones y con falta de iluminación hasta que se cambió una bomba, y los dos puentes en punto muerto.

El de San Juan de Dios sin apertura, con previsión de ampliarse y de aplastar la rotonda pequeña de salida con los nuevos carriles; y el de Trobajo, en un tira y afloja también en los últimos tres años y en el ojo del huracán de la nueva propuesta de Adif para solucionarse con otro subterráneo para vehículos y peatones. Un proyecto que vendrá el Ministerio de Fomento a presentar en enero.

El nuevo puente de San Juan de Dios no se abre al tráfico tras dos años por otro error...
Comentarios