sábado 28/5/22
undefined
Guida, Silván y Vélez, hoy en la rueda de prensa. DL

Al rebufo de Alberto Núñez Feijóo, el PP defendió esta mañana la implantación en León del Plan de Medidas Urgentes y Extraordinarias en Defensa de las Familias y la Economía de España. La estrategia cuenta con medidas estructurales a nivel estatal, como las bajas de impuestos, pero tendrá además su traslación en las “propuestas aplicables” que promoverá el grupo municipal popular en el Ayuntamiento de la capital leonesa, como avanzó el portavoz y senador, Antonio Silván, quien reclamó “el apoyo del resto de partidos”. 

El plan se fija en “las familias, que son las que peor lo están pasando” y apuesta por que “el dinero lo tienen que tener ellas y no el Gobierno”, como resumió el presidente provincial del PP, Javier Santiago Vélez. El líder de la formación detalló que la propuesta se divide en “cuatro grandes temas: la racionalización del gasto burocrático de la administración, hacer los fondos europeos más útiles, promover las reformas estructurales para incentivar la actividad económica y la bajada de impuestos”. “El PP está aquí para luchar para intentar salir entre todos de esta crisis que acrecienta cada día la desidia de Sánchez”, recalcó el senador leonés. 

El mensaje lo desarrolló Antonio Silván. El parlamentario y portavoz en el Ayuntamiento incidió en que se necesita que “las cosas cambien para que la economía familiar vaya por el buen camino”. Esta senda la facilitará “el plan económico que pone a disposición de los leoneses y los españoles toda la experiencia de gestión económica del PP”, como señaló el senador, quien abundó en que la estrategia “no tiene ideología y sí sentido común y lógica”. 

Este “sentido común” lo recalcó Silván para exigir “la bajada de impuestos”, tras criticar que “a Sánchez se le han acabado las excusas y las medidas que se han demostrado insuficientes y tardías”. Frente a estas actuaciones, los populares proponen un plan “basado en la bajada de impuestos, como la reducción temporal del IVA al 4% de la luz y el gas y la bajada del IRPF a las familias que generen menos de 40.000 euros al año”. “Con las cosas de comer no se juega, pero Sánchez da a sus socios prebendas”, cuestionó el parlamentario, quien describió también que su planificación aboga por que “los que no tengan la obligación de hacer la declaración de la Renta tengan la opción a una ayuda de 300 euros anuales”.  

El senador por León reseñó que la estrategia contiene también “bajadas de impuestos para el sector industrial, agrario, ganadero y del transporte”. “Frente a un Gobierno sin norte al albur de sus socios antisistema ofrecemos un plan realista”, aseguró Silván. 

La explicación la cerró la diputada nacional por León. Carmen González Guinda subrayó que “el sobrecoste de más de 7 millones de recaudación del Estado debe revertir en las familias y las empresas” y exigió la “urgente aplicación del plan que con toda buena voluntad” trasladó Feijóo “al Gobierno”. Más allá de las bajadas de impuestos, la parlamentaria insistió en la necesidad de las medidas porque “el impacto real de los fondos europeos no ha llegado ni al 0,3% del PIB”, como muestra que “sólo 6.000 empresas han accedido al fondo de resiliencia”.

El PP propone trasladar las medidas del plan de Feijóo a León