viernes 21/1/22
Un verano turístico inesperado

La quinta ola y sus restricciones merman la llegada de turistas en agosto y frustran al sector

La inquietud ante los contagios y las limitaciones de horario nocturno hostelero frenan las expectativas en León
Turistas al pie de la obra de Gaudí en la capital. FERNANDO OTERO

La incertidumbre y la desazón se han apoderado del sector del turismo en la provincia ante un agosto, tradicionalmente el mejor mes del año para la caja de estos negocios, marcado por las restricciones hosteleras y una quinta ola de contagios que aún no doblega la curva. Ya son conscientes de que no podrán reeditar las buenas cifras del agosto pasado —sin limitación alguna de horario y con el ‘boom’ de los destinos de interior alejados de lugares masivos— ante el azote de la quinta ola y las cancelaciones y dudas que plantean entre los turistas a la hora de viajar, a pesar del alto índice de vacunación. «Es una incógnita la evolución de la pandemia, no podemos hacer planes más allá de cuatro o seis días porque luego todo cambia», reconoce el representante de la Unión Hotelera de la Fele y director de los hoteles Conde Luna y Alfonso V. Manuel García remarca que «a día de hoy estamos a un tercio de lo que deberíamos; en un agosto normal, como el de 2019, alcanzamos el 85% de ocupación» Las reservas a estas alturas tendrían que alcanzar el 60%, de momento se quedan en la mitad.

«En la últimas semanas se ha notado un frenazo, no reservan como otros años; esperan acontecimientos y ver cómo evoluciona la situación y las restricciones. Y está claro que si a la una termina todo en la hostelería y no pueden seguir disfrutando, buscarán otro destino sin restricciones». Manuel García se refiere a las limitaciones impuestas por la Junta ante el aumento de la incidencia covid y que estarán en vigor al menos hasta el 16 de agosto, tras decidir prorrogarlas dos semanas más. Impide así el consumo en barra, limita el aforo al 75% en establecimientos hosteleros, a diez el máximo de comensales en una mesa y obliga al cierre a las 1.30 horas. Unas restricciones que incluyen las fechas del puente del 15 de agosto, el momento del mes con más movimiento de turistas y también de leoneses que vuelven a sus pueblos de veraneo y por las fiestas (por segundo año canceladas).

Turismo urbano
En un agosto «normal» las reservas en los hoteles rozarían el 60%, ahora empiezan mes con el 30%

Alojamientos rurales
El ‘boom’ del verano 2020 pierde fuelle y pasarán del lleno a una ocupación prevista entre el 50 y 80%

Hostelería con recorte
El cierre de las barras deja a medio gas el tapeo, una de las principales bazas del turismo gastronómico

Este mes también para los hoteles supone «el mes de llenado diario a más velocidad», sobre todo, por huéspedes de paso hacia otras regiones de destino vacacional y deciden hacer una parada en la capital u otro punto de la provincia para una visita exprés. «León capta a mucha gente de paso que no suelen reservar con mucha antelación», explica el director del Alfonso V y el Conde Luna. «El mes de julio no ha ido mal, aunque aún estuvimos un 40% por debajo del de 2019». Pese a todos los inconvenientes, apunta que ahora en agosto deberían alcanzar el 70% de ocupación, «aunque veremos semana a semana, con esta incertidumbre... »

Una preocupación que también comparte el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, Martín Méndez, quien insiste en que «agosto siempre es el mejor mes, el momento en que más gente se mueve en España por las vacaciones; las restricciones impedirán que este verano sea como el del pasado año». La incertidumbre pesa como una losa en el sector y afirma mantenerse a la expectativa del curso de los acontecimientos. Sin la barra y con la prohibición de consumir de pie en el interior de los establecimientos, el tradicional tapeo leonés ya se resiente, precisamente uno de los mayores atractivos para los visitantes que recalan en esta tierra.

En el caso del turismo rural, en la primera quincena de agosto las reservas ya realizadas permiten conocer que rozarán el 80% de ocupación, mientras que en la segunda se quedarán en el 50%. «Las casas con piscina siguen llenando, como el verano pasado, pero se ha notado mucho la quinta ola», cuenta Pedro Flecha, presidente de Aletur.


Una visitante finaliza el recorrido por San Isidoro. FERNANDO OTERO

La quinta ola y sus restricciones merman la llegada de turistas en agosto y frustran al...
Comentarios