viernes 15.11.2019
Crónica | pacho rodríguez

Al Rey le gusta el chorizo de Geras

Miguel Martínez entregó a Don Juan Carlos el libro de 80 recetas de Paradores
Al Rey le gusta el chorizo de Geras

Miguel Martínez, presidente de Paradores, es el James Cameron del turismo español. Ayer, le puso gafas a medio Fitur para ver su flamante nuevo anuncio en 3D de promoción de los hoteles con historia que él preside. Todo el que pasaba por el stand no se resistía, se ponía las lentes y a ver volar platos, un pajarito, unas hojas, en lo que es un anuncio impresionante. Bucólico, romántico, evocador y lo que se diga, pero un acierto que hará historia. Lo dicho, Martínez, le puso gafas a todos, hasta al Rey.

Otra cosa es el chorizo de Geras, ante el que su majestad no se pone las gafas, se quita el sombrero. Porque, así es, le ha salido un embajador real, que no avatar, como don Juan Carlos, que en el lunch celebrado tras su paseíllo por los pabellones de Fitur, destacó las excelencias de un manjar para todos los públicos y a prueba de clases. Al parecer, por lo bueno del chorizo de Geras, el Rey de España se inspiró y también recordó que León, ciudad, provincia y todo, también le gusta mucho. Pero al chorizo de Geras ya le sigue la pista desde hace tiempo.

Lo del anuncio en 3D fue, de todas formas, uno de los hits de la jornada. En una pantalla de plasma se proyectaba una y otra vez y, como la famosa Avatar de Cameron, aquello era un taquillazo continuo. Por eso resultaba curioso ver a otros profesionales que hacían de tripas corazón para ver y reconocer, y un poco espiar, que el impacto publicitario era imponente. «Mira, esto es fenómeno», le decía un alto ejecutivo a otro igual de alto.

Pero como a Miguel Martínez le salen conejos de la chistera a la que te despistas, también tenía a tiro el encanto de lo cotidiano en la figura de un paisano suyo: Imanol Arias, presente en Paradores junto a Juan Echanove por aquello de la serie documental que en la actualidad ruedan sobre España y que se basa en el sólido argumento incontestable de su comida y su bebida y los buenos sitios para dormir de este país. Se llama «Un país para comérselo», y por el pelaje de sus dos conductores protagonistas parece que lo van a hacer... Cada uno en su estilo, tienen saque para toda la península.

Estaba también Luis del Olmo. Y por allí pasó José Blanco, ministro de Fomento, pero no había controladores. En cambio, estaba el de Riaño, Imanol Arias, que sin dar la lata ejerce de leonés por los cuatro costados. Y qué tendrá el de Riaño, además de su Alcántara de Cuéntame, que no es un avatar pero le persigue y hace que se quiera hacer fotos con él hasta el apuntador. Hombres y mujeres de todas las edades. Le abrazan hasta reyes. O la Reina le pregunta: «¿Cuándo empiezan los nuevos capítulos?».

Al Rey le gusta el chorizo de Geras