viernes 27/5/22
                      La presa, la alta tensión y las casas condicionan los cuatro carriles. RAMIRO
La presa, la alta tensión y las casas condicionan los cuatro carriles. RAMIRO

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo acaba de dar el primer paso para tratar de solucionar el tapón de tráfico que se prevé que se produzca con la apertura del puente de San Juan de Dios, que une la avenida de San Ignacio de Loyola con La Pontona, al desembocar en una vieja y deteriorada carretera, la antigua León-Carrizo que hoy es un tramo urbano conocido como calle Jesús Nazareno.

Y lo ha dado con la licitación por 12.700 euros al Estudio de Ingeniería Civil S.L. de la redacción del proyecto para ampliar el vial a cuatro carriles. El encargo de la «Asistencia técnica para la redacción del proyecto de obra de urbanización para ampliación del actual trazado de la calle Jesús Nazareno», como se denomina, dispone de tres meses para su ejecución.

Dos son los escollos fundamentales a salvar: la rotonda que «no da la talla», según estiman los técnicos municipales, porque sus 36 metros aún cumpliendo la normativa de Carreteras con sus 36 metros no dan el juego suficiente para distribuir la circulación; y la presa del Bernesga, cuyo puente provoca un estrechamiento que impide el paso simultáneo de un camión y un vehículo sin arcén y con vallas rotas y oxidadas. El tramo que doblará sus carriles posee 200 metros y conecta la rotonda del final del puente con la glorieta del Ayuntamiento de San Andrés. En la actualidad es imprescindible tanto para salir del puente de San Juan de Dios hacia las calles Azorín y Corpus Christi de San Andrés como para acceder al cruce sobre las vías desde este municipio del alfoz leonés.

La ampliación de esta calzada y de la rotonda resultan todavía más importantes, porque el puente también sumará otros dos carriles a los dos ya construidos por un acuerdo entre Adif, el Ayuntamiento y la Junta.

Los leonesistas consideran que «las obras de permeabilidad que Adif prometió para el municipio están aún muy lejos de que cumplan los objetivos para los que fueron diseñadas. Literalmente, hacen aguas por todos los sitios», explica la concejala Rosa Fernández Velilla, quien insiste en que «sustituir el soterramiento por estas obras (de 4,7 millones) no está dando soluciones al municipio, sino que además está trayendo nuevos problemas que se alargan indefinidamente en el tiempo».

UPL pide al equipo de gobierno una reunión urgente de todos los portavoces de los partidos políticos representados en el ayuntamiento con la dirección general de Adif para que aclare las inundaciones constantes en la calle El Príncipe, la demora de las obras en el nuevo vial de San Juan de Dios con rotondas que no dan la medida de seguridad, la tardanza en finalizar la pasarela peatonal en Párroco Pablo Díez o el abandono del ascensor en Limonar de Cuba. «Desde UPL no vamos a dejar que Adif dé el trato que están recibiendo los vecinos de San Andrés, sometidos a obras permanentes y plagadas de chapuzas».

San Andrés da el primer paso contra el embudo del puente de San Juan de Dios
Comentarios