jueves. 11.08.2022

El municipio de San Andrés del Rabanedo verá mejorada la seguridad en la carretera de Caboalles (CL-623) con la renovación del firme actual y la construcción de aceras de dos metros de anchura en ambas márgenes, según consta en el proyecto de acondicionamiento remitido por la consejería de Fomento y Medio Ambiente.

La Junta atendió la petición municipal para actuar en ese vial autonómico, continuidad de la avenida San Ignacio de Loyola. Ahora se combinan tramos de aceras discontinuas con accesos a fincas con rasantes a cotas diferentes de la calzada y una calzada deteriorada. El proyecto recibió un importante impulso en el mes de noviembre con la aprobación por unanimidad de la Proposición No de Ley para exigir la ejecución a lo largo de esta legislatura defendida por el procurador del PSOE José Ignacio Ronda, a quien ayer recibieron la alcaldesa, Camino Cabañas, y el concejal de Urbanismo, Manuel Ángel García.

El Ayuntamiento completará el proyecto con intervenciones reclamadas por los vecinos, como la ejecución de pasos de peatones elevados para mejorar la seguridad de los peatones que la transitan. En este sentido, desde la concejalía de Urbanismo ya se trabaja con los servicios técnicos para desarrollar esta actuación municipal que el equipo de Gobierno quiere incluir en el próximo capítulo de inversiones.

Paso elevado en El Soto

Por otro lado, el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo continúa trabajando en la reivindicación unánime de la corporación al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para lograr un paso elevado sobre las vías en la urbanización El Soto situada en la localidad de Villabalter. Se trata de una iniciativa que parte de la moción defendida por la Unión del Pueblo Leonés (UPL) en el pleno ordinario del pasado mes de septiembre y que apoyaron los grupos.

San Andrés logra aceras y mejor firme para la carretera de Caboalles