martes 15.10.2019
Emprendimiento Femenino

Sectores emergentes en femenino

Enseñanza y comercio son los negocios preferidos para 26 nuevas emprendedoras.
Sectores emergentes en femenino

Son mujeres con una media de 45 años, con hijos a su cargo y que hasta ahora han desarrollado un empleo por cuenta ajena. Pero su deseo, cuando no lo que impone la realidad del mercado laboral, es desarrollar un negocio por cuenta propia. 26 mujeres emprendedoras leonesas desarrollan desde ayer los proyectos empresariales cuya viabilidad han preparado en las últimas ocho semanas, a través del Proyecto de Emprendimiento Femenino en Sectores Económicos Emergentes y Nuevas Oportunidades de Mercado.

Los negocios relacionados con la enseñanza, especialmente con los idiomas; y las iniciativas comerciales son los principales sectores de actividad en los que han volcado sus expectativas las 26 nuevas emprendedoras leonesas, según explicó ayer en la Cámara de Comercio e Industria de León Ana Santillán, coordinadora del Departamento de Formación de la Fundación Incyde. «Es un proyecto que se financia con fondos europeos y que hemos desarrollado en los dos últimos años con la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, a través de las cámaras de Comercio. Durante tres años, hasta 2015, se desarrollan en todo el país 20 programas destinados exclusivamente a mujeres en los que a través del Fondo Social Europeo y su proyecto Invierte en tu Futuro, con financiación de los países eea grants (Noruega, Islandia y Liechtenstein) y con un presupuesto de algo más de 10 millones de euros. Se trata de desarrollar actividades de igualdad de género y conciliación, pero volcadas en sectores económicos emergentes y en las nuevas oportunidades de mercado».

El programa que ayer finalizó en León se enmarca dentro de los objetivos de promoción de la igualdad, emprendimiento femenino, equilibrio en los consejos de administración de las empresas, inclusión sociolaboral de mujeres de grupos vulnerables y lucha contra la violencia de género (de hecho a este colectivo se le presta especial apoyo económico para que pueda participar en los programas).

Durante ocho semanas un equipo de asesores ayuda a las emprendedoras a elaborar un plan de empresa; pero a partir de la finalización de esta etapa inicial del emprendimiento las cámaras de comercio ofrecen sus viveros de empresas sin coste durante tres años para facilitar la viabilidad de los proyectos; mientras que los especialistas aportan durante dos años asesoramiento gratuito en cuestiones de todo tipo, desde contratos de arrendamiento a modificaciones en los planes de empresa.

Uno de los objetivos de este programa es también acercar el mundo de la financiación alternativa a las nuevas emprendedoras, desde los business angels a las sociedades de garantía recíproca, entre otras. «Finalmente algunas de las empresas obtienen el certificado de viabilidad de empresa, que ya les permite solicitar créditos a las entidades financieras», explica Santillán.

La clausura del programa de emprendedoras en León contó con la participación de la concejala de la Mujer, Patricia Guerero, quien abogó por fomentar el emprendimiento femenino y destacó las capacidades organizativas y de líderes de las mujeres. Por su parte el vicepresidente de la Cámara, Francisco Rodríguez, recordó a las emprendedoras que tienen a su disposición los servicios de la organización, así como los de la organización Secot, de directivos senior para las nuevas iniciativas empresariales.

Sectores emergentes en femenino