martes 17/5/22
Polémica por el combustible

Una situación insostenible para el sector: unos 1.500 euros diarios de adelanto por gasolinera

Las estaciones de servicio leonesas advierten de que no pueden adelantar al Gobierno más de 100.000 € en 3 meses por empresa
gasolina
RAMIRO

El primer día de aplicación del descuento de 20 céntimos por litro de combustible fijado por el Gobierno se tradujo en León en problemas provocados por fallos informáticos a la hora de imprimir recibos y facturas, y muchas dudas tanto entre los conductores como entre los trabajadores de las estaciones de servicio.

Durante la jornada no se registraron más que algunas aglomeraciones puntuales, provocadas en su mayoría por los problemas informáticos, que en casos puntuales obligaron a suspender el servicio.

Movilizaciones

«Estamos estudiando medidas, desde luego no nos vamos a quedar de brazos cruzados»

Sí quedó claro que los conductores esperaron con los depósitos al límite a que entrara en vigor la medida para contener el precio de gasóleos y gasolinas, que supone un ahorro medio de 10 euros al llenar un depósito estándar. Y que la fluctuación de los precios (algunas gasolineras lucían ayer en sus columnas precios más altos que el día anterior) alimentaba la suspicacia de no pocos consumidores sobre los costes reales y las estrategias de las empresas para defenderse de la aplicación de la medida gubernamental.

ticket

Gasto inasumible

Ayer las 175 gasolineras de la provincia abrieron sus surtidores, porque están obligadas a ello, según explica el presidente de la  Asociación de Estaciones de Servicio de León, Alfredo Soto.

Aunque desde la patronal advierten de que la situación tras el decreto impuesto por el Gobierno condena a muchas de estas empresas. Según Soto, el descuento aplicado a los conductores que tienen que asumir las gasolineras supone un adelanto diario de alrededor de 1.500 euros por estación de servicio; lo que multiplicado por tres meses (la medida en principio es hasta finales de junio, aunque ya se baraja una prórroga) implicaría que los empresarios locales del sector tienen que adelantar alrededor de 100.000 euros.

«Eso provocará una falta de liquidez que en breve hará que muchas estaciones no tengan dinero siquiera para comprar combustible. Y abocará al cierre a muchas de ellas», augura el presidente provincial. Que desconfía del mecanismo puesto en marcha por el Ejecutivo para ayudar a los pequeños empresarios del sector. «Para empezar, la página web donde solicitar el anticipo que anuncia el Gobierno está colapsada en las primeras horas de aplicación del descuento». Aunque su principal preocupación es la devolución real de lo adelantado. «Sabemos cómo funcionan los trámites administrativos, y la realidad es que no sabemos cuándo nos devolverán las cantidades adelantadas».

En realidad, «no sabemos ni en qué casos se devolverán. Porque hay que presentar la documentación, y cabe la posibilidad de que por cualquier fallo la resolución administrativa sea en contra, y no lo devuelvan. Es una incertidumbre total, y un caos inadmisible», lamenta Alfredo Soto.

Que critica también que «esta medida sea un eslabón más en una serie de despropósitos a los que desde el gobierno vienen sometiendo al sector. Hemos sido agentes recaudatorios, con el céntimo sanitario, los cambios en el Impuesto de Hidrocarburos, ahora hacen la gracia del descuento a cuenta de los empresarios,... Vivimos una auténtica película de terror».

Una situación insostenible para el sector: unos 1.500 euros diarios de adelanto por...
Comentarios