martes. 07.02.2023

«Una incógnita», «un punto de inflexión», «sus propuestas económicas son inviables», «fruto del cabreo de la sociedad». Políticos, sindicalistas y representantes de los movimientos sociales leoneses esperan con incertidumbre el desarrollo de los acontecimientos en Grecia a la que ven en la lejanía pero de la que esperan que salgan los primeros movimientos.

La primera ficha que movió ayer Alexis Tsipras, líder de Syriza, fue pactar con un partido nacionalista de derechas. «Me ha sorprendido esta primera decisión», argumenta el secretario provincial del PSOE, Tino Rodríguez. «Espero que su elección no sea un jarro de agua fría para los griegos, que han votado libremente esta opción». El secretario provincial del PSOE asegura que no se puede comparar la situación de España y Grecia. «Ha ganado Syriza, que es un partido de izquierda, y estamos expectantes para ver lo que puede hacer. No me ha sorprendido la victoria, pero sí que en 12 horas pacte con la derecha».

El alcalde de León, Emilio Gutiérrez, muestra su respeto «como demócrata» al resultado de las elecciones griegas pero mostró su preocupación «porque la victoria de un radical de izquierda puede ser un problema para las políticas de desarrollo y superación. Ojalá la victoria no tenga consecuencias negativas para el conjunta de europa».

El presidente de la Diputación, Emilio Orejas, asegura cree que la situación social, política y económica de España y Grecia son distintas. «Estamos saliendo de la crisis y no es momento para hacer experimentos».

El secretario provincial de CC OO, Ignacio Fernández, asegura que el resultado electoral «viene a dar la razón a un sentimiento popular extenso en el Sur de Europa. Hay un sentimiento de rechazo a las políticas que se han llevado. La política económica de Tsipras es razonable y coherente».

Para Manuel Mayo, de UGT, las situación límite del país llevan a la gente a reaccionar «desesperadamente» y «depositar la esperanza en alguien nuevo que puede crear muchas expectativas pero verse doblemente defraudado».

El representante de Podemos en León, Pablo Fernández, se muestra satisfecho «porque ha decidido la ciudadanía». Asegura que Grecia y España «son diferentes, aunque esperamos tener unos resultados parecidos. Esperamos que acaben las políticas de austericidios y que la gran mayoría de los ciudadanos griegos viva mejor y de manera más digna, cosa que ahora no ocurría».

El Movimiento Asambleario de Funcionarios de León explican los resultados «por las movilizaciones contra los recortes sostenidos en el tiempo, lo que ha dado cuerpo al resultado electora.

Raquel Valbuena, integrante del movimiento reivindicativo social Mujeres del Carbón, en defensa de la minería de la provincia, espera que en España pase lo mismo que en Grecia. «Va siendo hora de que el pueblo se implique y no votemos a los mismos de siempre. Tenemos muchas semejanzas. Esperamos que acabe el bipartidismo».

El presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Javier Cepedano, opina que la situación griega no tiene nada que ver con la española. «Allí hay malestar generalizado de los ciudadanos con los partidos políticos. Aquí la situación económica es distinta. Me parecen inviables sus propuestas económicas. Eso de no pagar la deuda es algo que se dice antes de las elecciones pero cuanto toca gobernar las conclusiones son distintas».

A Santiago Ordóñez, de IU, el resultado de las elecciones griegas ha sido «un punto de inflexión para recuperar Europa para los ciudadanos. La mayoría absoluta ha dado un golpe de autoridad sobre la mesa para dejar claro que los pueblos del sur no vamos a tolerar más el austericidio y de que nos engañen y nos roben».

Para Eduardo López Sendino, de la UPL, el futuro «es una auténtica incógnita» tras la obtención de Syriza de un «triunfo arrollador. Ahora entramos en una época de incertidumbre para ver qué harán en el gobierno. El papel lo aguanta todo».

La sociedad leonesa espera con expectación los primeros cambios
Comentarios