martes. 05.07.2022

La torre de control portátil para dirigir el tráfico del aeropuerto llega en agosto

Las obras de las instalaciones actuales, para dotarlas de una planta más, exigen esta medida.
Los operadores militares dando instrucciones desde la torre de control. MARCIANO PÉREZ

Las obras en el edificio de la torre del control del aeródromo militar y el aeropuerto de La Virgen obligará a la instalación de un «dispositivo móvil» o una torre de control portátil que se encargará de la gestión del tráfico aéreo. Está previsto que a finales de agosto este dispositivo, que actualmente se encuentra en Albacete, será desmontado para traerlo hasta León, donde deberá volver a instalarse a pie de pista para poder realizar desde ella todas las cuestiones que afecten a la llegada y salida de los aviones.

El dispositivo portátil, similar al que se emplea en las operaciones que realiza el Ejército del Aire cuando no cuenta con un aeródromo (ya sea en operaciones nacionales, internacionales o de conflicto) permite llevar a cabo todas las gestiones de tráfico aéreo de la misma forma que las instalaciones fijas, como destacan fuentes militares. Está previsto que llegue a León entre el 26 y el 30 de agosto, como ya se ha dado aviso a la Academia Básica del Aire, para que cuente con todo lo necesario para la instalación, que se realizará en el extremo de la plataforma, justo en frente de donde se ubica la torre de control.

Entre los requisitos para su instalación está la preparación básica del terreno, incluyendo desbroces y vallado del área, y la colocación de cuatro dados de hormigón en los puntos de apoyo de los gatos, según especifican desde el Ejército del Aire, donde añaden que si fuera necesario, el adjudicatario de la obra también deberá instalar cámaras para visualizar las cabeceras de pista desde el fanal del punto móvil, con el cableado y las conexiones necesarias para las operaciones aéreas.

La torre de control actual, ubicada en la zona de los hangares de la Academia Básica del Aire, tienen más de 80 años y está bajo el control del Ejército del Aire, siendo los operadores militares los que se encargan de todas las gestiones del aeropuerto de León. La reforma de esta instalación forma parte del plan de modernización de equipos que está llevando a cabo Defensa para mejorar sus instalaciones.

Mayor visibilidad

El objetivo principal de la actuación es dotar a la torre de una planta más. Actualmente cuenta con dos y «presenta el inconveniente de no tener completa visibilidad de la pista debido a su escasa altura y ocultamiento por el sistema de radiofrecuencia y ondulación de la pista a su derecha en cabecera 23», según consta en el pliego de prescripciones técnicas para acometer la reforma, que también remarca que el edificio actual carece de una sala de descanso para los controladores, exigida por la normativa comunitaria actual. La planta que se añadirá se ubicará bajo el fanal, para dotar a los controladores aéreos militares de una mayor visibilidad, y donde se ubicará, precisamente, la sala de descanso.

En el pliego de condiciones también se especifica que las obras, que cuentan con una inversión de medio millón de euros, deberán estar listas en el mes de noviembre. La empresa madrileña Siadde será la encargada de esta actuación en el aeropuerto leonés, que incluye que todos los medios con los que se dote a las nuevas instalaciones deberán estar ya catalogados con todos los procedimientos Otan, además de con los que fija el Ejército del Aire.

La torre de control portátil para dirigir el tráfico del aeropuerto llega en agosto