viernes 4/12/20
El mercado laboral sigue aletargado

El verano no da tregua: 4.100 parados más

La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre arroja 30.400 desempleados cuando hace un año sumaban 26.300

dl28p6g1Del color tinta de calamar. Así es como pintó ayer la realidad de León la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de este 2020 marcado por la pandemia, un año que ha segado sin piedad los tímidos signos esperanzadores de la economía. Las cifras son concluyentes: León no ha sido capaz de recuperar empleo durante los tres meses de verano, una época propicia para la proliferación de nuevos contratos sobre todo vinculados al comercio y a la hostelería. Así, durante los meses de julio, agosto y septiembre el número de parados subió hasta los 30.400, 1.400 más que en el trimestre anterior cuando sumaron 29.000. Una cifra que coloca la tasa de paro en un preocupante 15,15%.

Si se hace una comparativa interanual la caída aún es más acusada. Hace un año por estas fechas la cifra de ocupados en León rondaba los 185.000, el número de parados se mantenía en 26.300 (4.100 menos que ahora), la tasa de actividad superaba ligeramente el 53% y la tasa de paro estaba en el 12,4%, más de tres puntos por debajo que la actual.

Los índices publicados ayer marcan una caída continuada. En el primer trimestre el número de ocupados era de 174.500 personas, los parados totalizaban 26.300, la tasa de actividad era del 50,2% y la de paro del 13,1%.

Suben los ocupados
El único dato alentador hay que buscarlo en este índice que crece hasta 170.500, 10.500 más

La tasa de actividad—índice que mide el nivel de empleo— ha adelgazado hasta el 50,7% siendo en estos momentos la más baja de la Comunidad Autónoma y una de las más exiguas de toda España. Únicamente la provincia gallega de Orense y Asturias tienen una tasa de actividad peor que León con un 47,9% y un 50,05% respectivamente. La media nacional es de un 54,42%.

Para encontrar una lectura positiva en esta última encuesta de la Encuesta de Población Activa hay que buscarla en el número de ocupados que ha crecido en 10.500 respecto al trimestre anterior situándose en 170.500 personas. En los tres meses precedentes, coincidiendo con los momentos más duros de la crisis sanitaria y económica por el coronavirus, la cifra de ocupados bajó a 160.000 mientras que en los meses de enero, febrero y marzo alcanzó su mejor pico este año con cerca de 171.000. Sin embargo, al echar la vista un año atrás el pesimismo vuelve a cotizar al alza pues en el tercer trimestre de 2019 el número de ocupados era de 184.900, casi 15.000 más que en la actualidad. Un dato que refleja a las claras la cantidad de puestos de trabajo que se ha llevado por delante la pandemia en León en apenas ocho meses.

Atendiendo a la tasa de parados y ocupados por sexo, la brecha entre hombres y mujeres asoma con claridad. De los 30.400 parados, 12.200 son hombres y 18.200 mujeres. Mientras la tasa de paro masculina se sitúa en 11,7% la femenina es siete puntos superior hasta alcanzar el 18,7%. Del mismo, la estadística de personas ocupadas refleja que hay 91.700 hombres frente a las 78.800 mujeres que pueden ir a un trabajo cada día.

Sube en la Comunidad
Comparado con el año anterior, en Castilla y León aumentó el paro un 9,53%, 12.100 desempleados más

Los datos de la EPA ponen de manifiesto bien a las claras la delicada situación que atraviesa la provincia y la necesidad de activar medidas urgentes para combatir los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Las razones que a mediados del pasado mes de febrero —un mes antes de la irrupción de la pandemia— impulsaron a miles de leoneses a echarse a la calle en tres manifestaciones que recorrieron León capital, Ponferrada y Villablino para lanzar un grito de rabia exigiendo un futuro para la provincia, siguen estando ahora más vigentes que nunca.

Más a final de año
El aumento del paro no incluye a los más de 700.000 trabajadores que siguen en un Erte

En lo que se refiere al conjunto de Castilla y León, el número de parados en la Comunidad aumentó en 7.900 personas en el tercer trimestre del año (un 6,01% más, frente a una subida nacional del 10,54%) lo que sitúa el total de desempleados en 138.500 y supone una tasa de paro del 12,49% sobre la población activa por debajo de la media nacional, que fue del 16,26%.

En comparación con el mismo trimestre del año anterior la evolución del paro en Castilla y León aumentó un 9,53% (12.100 desempleados más en términos absolutos), inferior a la media de España que aumentó un 15,82%, lo que se traduce en 508.500 parados más.

3.772.000 parados
El número total de desempleados sube en medio millón más que en 2019 por estas fechas

En cuanto a la población activa, Castilla y León registró un aumento en el tercer trimestre de 2020 de un 4,88% (52.600 activos más) con una variación interanual del -1,96% (22.100 activos menos). Así, en el tercer trimestre de 2020 la población activa de Castilla y León se situó en 1.109.400 personas (1.131.500 hace justo un año), lo que situó la tasa de actividad en el 54,42%.

Estos datos sitúan a Castilla y León como la sexta Comunidad con mayor aumento del porcentaje de activos en el tercer trimestre que subió en todos los territorios y como la tercera con mayor descenso en términos interanuales con aumento en cinco autonomías.

Por sexos, la tasa de actividad entre los hombres se situó en el 59,93%, con 536.100 varones ocupados y 64.900 en paro. Entre las mujeres la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 49,08% con 434.800 mujeres ocupadas y 73.600 en paro. Por provincias, la tasa de paro más baja se registró en Segovia, con el 8,96% (6.900 parados), seguida de Soria (9,03% y 4.100 parados); Palencia (11,32% y 8.000 personas sin trabajo); Burgos (11,68% y 20.000 desempleados) y Valladolid (11,70% y 29.100 desempleados).

El verano no da tregua: 4.100 parados más