sábado 27/2/21
Red provincial antiincendios

Los alcaldes reclaman que se dé uso a los 21 vehículos del Sepeis aparcados en una nave

La Diputación asegura que todo el material está listo para ponerse en marcha en cuanto la Junta apruebe el decreto
La nave alberga también vehículos de trabajo en altura. DL

La Diputación de León tiene 21 vehículos contra incendios, entre caminones y coches adaptados, aparcados en una nave desde 2019 a la espera de que se ponga en marcha del Sepeis (Servicio de Extinción, Prevención y Salvamento) que dé servicio a toda la provincia, algo que no puede llevarse a cabo hasta que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León publique el decreto del Plan Sectorial que armonice el servicio de bomberos en toda la Comunidad Autónoma.

Así lo confirmó ayer el diputado del área, Marcelo Alonso. «Estamos a la espera de que la Junta publique el decreto. Nosotros ya lo tenemos todo preparado. Ya está aprobada la RPT (Relación de Puestos de Trabajo). Está todo listo, pero sin el decreto de la Junta no podemos hacer nada. Este consejero que tenemos de León, el de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, nos había dicho que estaría para finales del año pasado, pero creo que el 2020 ya terminó y seguimos esperando».

Utilidad justificada

Alcaldes como el de Toral, Valencia de Don Juan o Sabero creen que se debe dar utilidad a los vehículos

Alonso confirmó que un total de 21 vehículos esperan en una nave que la Diputación tiene alquilada en el polígono de Villacedré a su puesta en marcha. «Llevan desde 2019; algunos ya estaban cuando nosotros llegamos a la Diputación y otros llegaron en los meses inmediatos porque ya estaban todos comprados por el anterior equipo de Gobierno».

Varios alcaldes critican que estos vehículos solo sirvan, de momento, para guardar polvo, en una provincia con una evidente carencia de medios de extinción de incendios en pequeños municipios. El alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Pablo Regadera, afirma que «es una verdadera lástima que estén los vehículos parados por la inoperancia y la falta de comunicación entre administraciones; la Diputación y la Junta de Castilla y León, en este caso». Y añade que «debe existir alguna fórmula para que se les pueda dar utilidad a esos camiones».

Sin decreto, no

El diputado del área, Marcelo Alonso, dice que sin el decreto de la Junta no se puede hacer nada

Además no vería con malos ojos que se cedieran a los ayuntamientos con capacidad para ello para que fueran utilizados, «siempre de una manera transitoria», subraya, «mientras se pone en marcha el servicio provincial». Eso sí, aclara, «siempre que fuera posible legalmente y que nuestro personal o los miembros de Protección Civil recibieran la formación correspondiente que les habilitase para el uso de esos vehículos que están destinados a ser manejados por bomberos profesionales, algo que desconozco si es posible». Regadera recuerda que el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan cuenta con dos caminos contra incendios, uno pequeño y otro grande muy obsoleto.

Especialmente contundente ha sido también el alcalde de Toral de los Guzmanes y diputado provincial por el PP, Miguel Ángel Fernández, quien considera que el equipo de Gobierno de la Diputación «ha vagueado con el tema de los bomberos. Tienen los camiones y puede ser que el personal, ¿pero dónde están los edificios? Salieron las obras a concurso y quedaron desiertas porque estaban presupuestadas muy a la baja. Pero ha pasado más de un año y tiempo han tenido para suplementarlas, y tenerlas ya adjudicadas. Pero no lo han hecho. Ahora se escudan en el decreto de la Junta para no hacer nada, que puede que tengan razón, pero eso no tiene nada que ver con tener los edificios ya construidos o, al menos, adjudicados. Sacará el decreto la Junta y no se podrá poner en marcha porque no hay edificios».

«Nosotros fuimos trabajando en paralelo. Por un lado compramos los camiones y por otro ir haciendo los proyectos y sacando a licitación los edificios. Pero llegó el actual equipo de Gobierno de la Diputación y se paró todo. ¿Y si la Junta no saca el decreto del 10 años... estamos 10 años esperando?.

Desde Babia, la alcaldesa de Cabrillanes, Lina Freire, cree que deberían emplearse todos los medios válidos para cualquier circunstancia «no se puede dejar arder un bien, cuando hay vehículos suficientes de los que disponer, es algo obvio». Aunque matiza que en su municipio no podrían guardar un vehículo de estas características, sí que ve necesario que ante una urgencia se disponga de todos los medios posibles. De la misma idea es el alcalde de San Emiliano Basilio Barriada, quien asegura que si la Diputación tiene en una nave los vehículos «deberían emplearse ante una situación de emergencia».

El alcalde de Santa Colomba de Somoza y diputado de la zona de Astorga, asegura que «a mí sí me gustaría que se cedieran estos vehículos mientras los parques no estén todavía en funcionamiento». «En el caso de mi Ayuntamiento tenemos a dos trabajadores fijos que tienen la formación de varios cursos de bomberos que se podrían encargar perfectamente», apunta; puesto que cree que «es un servicio más que necesario y, si lo parques no están listos, pero tenemos la maquinaria con gente que pueda estar preparado para usarla, creo que podemos evitar más de un susto».

Por su parte, el alcalde de Truchas, Francisco Simón, piensa que «sí los tienen ahí parados y puede ser usados, pues que empiecen a moverlos». Al respecto, explica «por la distancia a la que estamos, así por los incendios que podemos sufrir en verano, tenemos nuestros medios propios, pero no me cabe duda de que si estos vehículos están inmovilizados pueden servir en muchas ocasiones de gran ayuda». «Ya es hora de que se pongan en funcionamiento. Que negocien con nosotros lo que sea y si hace falta ponemos personal», añade.

Por su parte, el alcalde de Sabero, Francisco García, se muestra partidario de que los vehículos sean cedidos a los servicios de bomberos Ponferrada y León, para que puedan prestar un mejor servicio. Lo que no tiene sentido, señala García, es que se tengan ese importante bloque de camiones almacenados y que, después de tiempo sin usar, se queden obsoletos. «Hay que tener en cuenta de que cada día, en el mundo rural, ocurren más incendios», por lo que asegura, «hay que dar uso al material disponible y poner en marcha los servicios comarcales».

Desde Sahagún, su alcaldesa, Paula Conde, considera «de verdadera necesidad» y una «prioridad absoluta» la puesta en marcha del programa de bomberos. «Necesitamos conocer el plan y tener la certeza de que estará en marcha de forma inminente. Hablamos de una prioridad en la que durante todo este tiempo hemos coincidimos todos los alcaldes de esta comarca», afirma Conde, a quien respalda el diputado popular Lupicinio Rodrigo. alcalde de Villamol, que considera que «no es de recibo que un servicio tan urgente y que quedo hecho hace dos años, continue en esta situación, aún más con las necesidades actuales».

Sin embargo, dos de los regidores que pertenecen también al equipo de Gobierno de la Diputación no ven tan claro que se puedan usar ya los vehículos. La alcaldesa de Villagatón-Brañuelas, Carolina López, señala que «en mi municipio no tengo ninguna persona preparada para conducir un vehículo de esas características y, ya ni siquiera, utilizarlo». «Me parecería una locura», indica, a lo que explica que «ese servicio lo tienen que prestar personas especializadas o bomberos, no un grupo de voluntarios, como puede ser una asociación de Protección Civil, porque no se les puede hacer asumir esa responsabilidad». «No tenemos personal para ese tipo de servicio. Sería una irresponsabilidad», concluye.

También el alcalde de Cistierna, Nicanor Sen, asegura que el Ayuntamiento no tiene personal cualificado para utilizar el material de bomberos en el caso de incendios. «En nuestro caso cuando hemos acudido a un incendio si es de entidad menor utilizamos el camión de bomberos que tenemos y hemos podido apagarlo. Pero en incendios mayores nuestra aportación en mínima y siempre de apoyo a los bomberos profesionales».

Se necesita un personal con una mínima formación y preparación y no disponen de un solo equipo de protección para los trabajadores. «Tengo duda de si legalmente a un operario municipal de servicios múltiples le puedes obligar a llevar a cabo la extinción de un incendio cuando no está en su categoría profesional ni está formado ni cuenta con los equipos necesarios. Solo se podría usar una furgoneta pickup pero su resultado en un incendio sería nulo».

Para Sen la solución es que cuanto antes la Junta publique el decreto «y así cuanto antes ponerlos en marcha independientemente de cual sea el tipo de construcción de los parques».

Información elaborada por: Vanessa Araujo, José Maria Campos, José Manuel Castro, Acacio Díaz, Armando Medina, Alejandro Rodríguez y Maite Rabanillo.

Los alcaldes reclaman que se dé uso a los 21 vehículos del Sepeis aparcados en una nave
Comentarios