sábado 8/8/20
Energía

Bruselas concreta hoy los fondos que se repartirán con la transición justa

El borrador recoge que se podrán movilizar entre 30.000 y 50.000 millones en las cuencas
Varias banderas ondean en la sede de la Comisión Europea. OLIVIER HOSLET
Varias banderas ondean en la sede de la Comisión Europea. OLIVIER HOSLET

La Comisión Europea aprobará hoy el plan de financiación que se moverá durante los próximos diez años para abordar la transición energética y en el que estarán incluidos los fondos destinados a la transición justa para las cuencas mineras.

Bruselas calcula que a través de este plan se podrán movilizar entre 30.000 y 50.000 millones de euros y son los criterios de reparto los que abrirán la gran batalla entre los países que optan a estos fondos. En concreto, se planean destinar entre 5.000 y 7.500 millones de euros de la política de cohesión al nuevo Fondo, según figura en el borrador que avanzó El País el pasado fin de semana. Los fondos estructurales asignados a cada país aportarán una inversión similar y los estados deberán reservar para la transición justa una cantidad idéntica a la que reciban.

El plan que aprobará hoy la Comisión asegura que el Fondo de Transición Justa «proporcionará apoyo a todos los Estados miembros», aunque reconoce que «se centrará en aquellos que soporten unos desafíos mayores», según reza el borrador que incluye que sólo se desembolsarán los fondos a cada país sin antes se han presentado los planes territoriales para la transición.

Recursos y formación

Además, el texto recoge que los recursos financieros se concederán para facilitar la diversificación económica de la región beneficiada, la formación de los trabajadores afectados por la reconversión y la generación de empleos en sectores alternativos.

La propuesta de la Comisión incluye también un Mecanismo de Transición justa, financiado a partir del plan de inversión InvestEU. Esa partida, que podría movilizar hasta 65.000 millones en una década, se destinaría a potenciar inversiones en sectores y modelos de producción aceptables desde el punto de vista climático y que sustituyan a las industrias que se queden obsoletas en algunas regiones.

La comisaria europea de Cohesión y Reformas, la portuguesa Elisa Ferreira, será la encargada de lidiar con un expediente explosivo que enfrenta a los países potencialmente más beneficiados por el nuevo Fondo (con Polonia al frente) con los que temen perder financiación (como España).

Bruselas concreta hoy los fondos que se repartirán con la transición justa