martes. 31.01.2023

Caja Rural invertirá 6 millones de euros en Motor Verde, un proyecto que reforestará 1.200 hectáreas degradadas en Viforcos

La actuación, que está respaldada por la Fundación Repsol y Grupo Silvestris, prevé capturar mesa de 320.000 toneladas de CO2 con la plantación de 1.100.000 árboles y generar una veintena de puestos de trabajo en la zona

 

Caja Rural de Zamora, la Fundación Repsol y el grupo Silvestres se han unido en un proyecto «ilusionante y novedoso», según ha explicado hoy  en León el director general de la entidad bancaria, Cipriano García, que ha anunciado una inversión de 6 millones de euros para impulsar el proyecto denominado Motor Verde con el que se llevará a cabo la plantación de 1.100.000 árboles de 15 especies diferentes, que absorberán de la atmósfera 320.000 toneladas de CO2, generando un total de 200 oportunidades de empleo en zonas rurales.

El primer proyecto de reforestación apoyado por la Caja se está desarrollando en el monte de Viforcos, en Santa Colomba de Somoza, en una extensión de 90 hectáreas afectadas por un grave incendio, y en el que se han dado empleo y formación a 18 personas de la zona.
Todo con el objetivo, según explicó Cipriano García, de “actuar contra el cambio climático gracias a la absorción de 320.000 toneladas de CO2, y de favorecer a la economía local con la generación de puestos de trabajo y de nuevas oportunidades negocio en la que ahora llamamos España vaciada”. El director general de Caja Rural Zamora ha agradecido que una fundación como la de Repsol y una empresa con más de 30 años de experiencia en el mundo forestal como Silvestres, “hayan contado con nosotros para llevar a cabo este importante proyecto medioambiental, social y también económico, que es lo que resume la filosofía de nuestra entidad”.

Es lo que para el presidente de la Fundación Repsol, Antonio Calçada se denomina “proyecto de triple impacto”, ya que logra aunar tres objetivos fundamentales, economía, impulso social y medio ambiente. “Esta es una gran oportunidad, pero a diferencia de otros proyectos medioambientales de los que oímos constantemente hablar y que nunca llegan, este ya se está ejecutando, porque muchas veces entre lo que es una visión y su ejecución hay todo un viaje”, destacó el presidente de la fundación que agradeció públicamente a Caja Rural Zamora su “valentía” por apostar por este proyecto, así como su visión de futuro al apostar por el medio ambiente, agradecimiento que extendió a Sylvestris por aportar su experiencia. La Fundación Repsol está detrás del impulso de 70.000 nuevas hectáreas de bosques que se pondrán en marcha en los próximos 5-6 años en España, gracias a una inversión de cien millones de euros. Además, acaban de firmar con Hispasat para tener el control vía satélite de todos los proyectos que ponen en marcha, lo que implica además llevar la conectividad a todas las zonas en las que trabajan. Es lo que Calçada llama “la nueva economía”, la que une “inversión, impacto social, sostenibilidad medioambiental, y además conectividad”. El responsable de la fundación también matizó que el el 70% de las inversiones que se hacen en estos proyectos de reforestación “quedan en el territorio”, y ayudan a recuperar biodiversidad, turismo, empleo y también conectividad, por lo que son proyectos redondos”.

Por su parte, Enrique Enciso, socio fundador del Grupo Silvestres, ha dado más detalles del proyecto que se va a llevar a cabo en Viforcos, y cuyos trabajos ya han comenzado con la preparación del suelo y con el empleo directo de 18 trabajadores, desempleados locales y personas pertenecientes a Cruz Roja o Cáritas, a los que se les forma y se les da una oportunidad laboral. Hasta ahora ya se han invertido 330.000 euros en la zona, más otros 80.000 anuales en mantenimiento. El proyecto implica la actuación en una superficie de 90 hectáreas de monte de utilidad pública donde se plantarán, entre otras especies, roble, dos tipos de serbales, abedules, májelos y otras especies, para crear un monte mixto en una zona degradada por un incendio forestal hace 15 años y que dejó el 90 por cientos del terreno totalmente devastado, ya que solo se ha regresado un 10% de la vegetación, “todo con el objetivo de captar entre 20.000 y 25.000  toneladas de CO2 en los próximos 50 años, un CO2 que se queda en la madera y que evita así que quede en la atmósfera”, ha explicado Enciso.

El Grupo Silvestres, que ha desarrollado proyectos de reforestación en todo el mundo, acaba también de trabajar en una reforestación e Las Hurdes, en Cáceres, y recuperado también una valiosa zona entre Lugo y Asturias, donde viven osos y urogallos. “Lo que nos forestales tenemos claro es que los bosques que son rentables no son pasto de las llamas, en cambio los que están abandonados, son los que generan los grandes incendios forestales”, explicó Enrique Enciso, que insiste en la necesidad de impulsar este tipo de proyectos ambientales. “Todos los bosques que tenemos en España los ha plantado alguien, y este que vamos a plantar en León no lo veremos nosotros, pero lo disfrutarán nuestros nietos”, concluyó.

 

Caja Rural invertirá 6 millones de euros en Motor Verde, un proyecto que reforestará...
Comentarios