miércoles 21/10/20
Fiesta de la Mancomunidad de la Maragatería

Una comarca unida a través de sus pendones

La fiesta de los maragatos se celebra este año en Santa Colomba de Somoza, mañana
Un momento de la romería de la Maragatería del año pasado que acogió Santiago Millas. FERNANDO OTERO

La Mancomunidad de Municipios de la Maragatería, compuesta por los ayuntamientos de Brazuelo, Lucillo, Luyego, Santiago Millas y Santa Colomba de Somoza, celebrará mañana su fiesta anual. Los habitantes de los diferentes pueblos de los municipios maragatos anteriormente citados se reunirán en la última localidad citada para compartir un día de convivencia que les es común a todos. A la cita también está invitado el Ayuntamiento de Val de San Lorenzo que, aunque desde hace años no forma parte de la Mancomunidad, comparte las mismas tradiciones al estar enclavado en la comarca.

En esta ocasión, la fiesta de los maragatos al celebrarse en Santa Colomba de Somoza coincidirá con la Feria de Artesanía que se desarrolla desde hoy y hasta el domingo en dicha localidad y en la que participan 60 artesanos llenando de arte los patios que únicamente abren sus puertas al público una vez al año durante la realización de la misma. Una muestra, que unida a la fiesta, permitirá ensalzar aún más las tradiciones más arraigadas de la comarca.Programa de la fiesta de la Maragatería 2019

En cuanto a la fiesta en sí, la jornada comenzará con la recepción de las autoridades a las 12.45 horas en las inmediaciones de la iglesia de Santa Colomba de Somoza y tras la celebración de la eucaristía a las 13.15 horas, saldrá un desfile de pendones desde el templo a las 14.00 horas, donde los romeros, los maragatos y las autoridades emprenderán el camino hacia el paraje de 'El Juncal'.

En el trayecto, en el que se esperan las enseñas de la comarca y otros pueblos del entorno, los mozos harán una demostración de habilidad para tratar de mantener erguidas las varas de sus estandartes, e incluso no faltará alguno que se atreva a bailarlo o a realizar una exhibición de destreza en el porte.

Se espera que esta cita de hermandad de la Maragatería cuente con centenares de lugareños para disfrutar de una jornada festiva que ensalza las tradiciones y los lazos de una comarca unida. Por supuesto que no faltarán los bailes maragatos, santo y seña de la comarca, y de toda celebración que se precie. Las cintas de colores, tan típicas, las castañuelas, la flauta y el tamboril harán sonar los acordes de siempre.

Tras el desfile, en el paraje de ‘El Juncal’ esperará ya a eso de las 14.30 horas una paella para deleite de los paladares de todos los asistentes a la romería para que puedan disfrutar de una comida de hermandad entre todos los comarcanos. Una vez digerida la paella y pasada la sobremesa, a las 17.00 horas comenzará de nuevo el baile maragato para mover el cuerpo y bajar la comida.

Las castañuelas, la flauta y el tamboril volverán a marcar el ritmo por la tarde hasta que los cuerpos aguantes danzando para poner el broche final a una fiesta que sirve para que los maragatos presuman del territorio.

Una comarca unida a través de sus pendones