domingo 17.11.2019

CSI-F exige un mínimo de tres parques profesionales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en León quiere negociar un nuevo plan de extinción de incendios en la áreas rurales, que reclama un mínimo de tres parques de bomberos profesionales. Por otra parte, solicita que el servicio contra incendios forestales se mantenga todo el año.

En un comunicado de prensa, el responsable de administración autonómica del sindicato, Pedro Bécares, apunta que la Junta de Castilla y León dispone de como camiones motobomba con sus dotaciones y vigilantes y aseguró que éstos «acuden a los incendios urbanos para los que son requeridos y se ponen a disposición de la autoridad competente». Sin embargo, las dotaciones y sus vehículos trabajan durante los cuatro meses de la campaña de incendios o, a lo sumo, nueve, tal y como explican los bomberos forestales. CSI-F propone aprovechar la experiencia y profesionalidad de los efectivos de extinción de incendios forestales, de manera que trabajen durante todo el año.

Bécares señala que de esta manera se mejoran y optimizan «todos los recursos públicos, materiales y humanos, existentes en la lucha contra incendios», además de respetar la ley autonómica de seguridad ciudadana, «que establece que el servicio de extinción de incendios debe ser prestado por profesionales».

CSIF señala que los vehículos contra incendios disponen de una dotación de 64 personas a las que se añade el personal de las torres de vigilancia, otros 36 profesionales, trabajadores fijos-discontinuos para los que la central solicita desde hace años ampliar progresivamente su periodo de trabajo hasta alcanzar todo el año.

La propuesta

Ante esta situación, el sindicato propone la creación de al menos tres parque comarcales de bomberos, que deben situarse estratégicamente teniendo en cuneta la existencia de los de León y Ponferrada, aumentar a doce meses el periodo laboral del personal que atiende los incendios forestales, al que considera «perfectamente cualificado» para la extinción en áreas urbanas y rurales y, en especial, aquellos de tipo urbano-forestal.

CSI-F cree compatible el modelo que propone con la colaboración en el plan de las entidades locales tanto en medios humanos como materiales y solicita una mejora de la formación del personal implicado y la coordinación adecuada de todos los medios.

CSI-F exige un mínimo de tres parques profesionales