miércoles 8/12/21

m. carnero | león

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera imprescindible el rediseño del operativo de incendios forestales y su adaptación a la nueva normativa nacional de Protección Civil, al tratarse de un Servicio Esencial como puede ser la sanidad o la educación.

Para este sindicato, la última oleada de incendios «ha puesto en evidencia la inoperancia del dispositivo de defensa contra incendios forestales de la Junta de Castilla y León, Agentes Medioambientales y Técnicos que dirigen la extinción se encuentran desamparados y sin los recursos humanos y materiales que se les supone, a lo que hay que sumar una carga y continuidad de combustible en el monte cada vez mayor y, por lo tanto, más complicada de gestionar a la hora de parar las llamas».

CSIF asegura que las propias organizaciones profesionales de bomberos forestales denuncian la «bochornosa precariedad e inestabilidad del dispositivo castellano y leonés en el contexto del estado español». Mientras, la administración regional «defiende a capa y espada el dispositivo por el que ha apostado, a contracorriente de lo que dicta la lógica y las experiencias de los servicios que asumen tales funciones en las comunidades limítrofes».

El sindicato afirma que las recientes declaraciones del consejero de de Fomento y Medio Ambiente en las Cortes de Castilla y León defendían la supuesta flexibilidad de un dispositivo, que, según sus propias declaraciones, permite contratar personal de forma rápida, evitando tener que asumir los «elevados costes» en plantilla que conllevaría un servicio estable. Desde CSIF consideran «un insulto a la inteligencia y al sentido común esta aseveración, pues, en estas declaraciones no se explica, como se pretende desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente garantizar, en un proceso de selección de personal hecho en un tiempo récord, para solventar una emergencia sobrevenida, que se cumplan los necesarios preceptos de acceso a la función pública (el despacho de emergencias de protección civil por incendios forestales ha de serlo) de igualdad, capacidad, mérito y publicidad, así como la aplicación de políticas de género en la selección de personal».

Por otra parte, desde CSIF se denuncia que, en un sistema flexible no se garantiza la consolidación de empleo de calidad vinculado a la defensa contra incendios forestales, y, por lo tanto, vinculado al medio rural.

Por todo ello, desde CSIF se reivindica un servicio que asuma la defensa contra incendios forestales de forma integral, estable, público y formado y dimensionado, que permita consolidar el empleo del personal que desempeña estas peligrosas funciones, revirtiendo en mayor seguridad y eficacia por medio de la capitalización de la experiencia y amortización de la formación impartida desde la propia administración.

CSIF urge rediseñar el operativo de incendios