miércoles. 06.07.2022
Polémica

Denuncian en la Fiscalía a Mario Rivas por agresiones y la inmatriculación de fincas

Antonio Arias Tronco presenta una demanda en Ponferrada en la que implica además a la Guardia Civil de Villablino
                      Imagen de Mario Rivas y su equipo de gobierno el día que ganó las elecciones de 2019. V.A.
Imagen de Mario Rivas y su equipo de gobierno el día que ganó las elecciones de 2019. V.A.

El empresario Antonio Arias Tronco, que acusa al hermano del alcalde, Rubén Rivas, de propinarle una paliza a causa de la polémica de una finca que éste se inmatriculó y que el empresario asegura que es suya, ha denunciado a Mario Rivas ante la Fiscalía de Ponferrada.

Antonio Arias Tronco informa al ministerio fiscal sobre la presunta trama liderada por el alcalde de Villablino en la que, asegura, «están involucrados varios miembros de su familia tanto directa como política y otras personas con puestos de responsabilidad en el Juzgado de Villablino, la Notaría de Villablino y la Guardia Civil de Villablino, que se unen al propio alcalde».

El empresario, que ha paralizado el registro de la finca 296, —que corta el paso entre las inmatriculadas por Rubén y las que Mario Rivas dice que compró—denuncia que ha sido «víctima y perjudicado» de la trama y recuerda además que hay más vecinos de Villablino en la misma situación. «Nos encontramos en la más absoluta indefensión viendo la impunidad con que este grupo de personas actúa valiéndose de sus puestos como de la información, influencias y resortes de poder que les dan los mismos para apropiarse de bienes de terceros y evitar que las denuncias sigan su curso o retrasar su tramitación sin que como ciudadanos podamos hacer nada», lamenta. Antonio Arias Tronco explica que en su caso, Rubén Rivas inscribió a su nombre una finca herencia de sus padres, interpusieron contra él denuncias que se han demostrado falsas, y ha sido agredido de manera grave sin que la Guardia Civil que acudió al lugar hiciera nada para socorrerle ni le acompañara al centro de salud cuando se encontraba herido. Asimismo, recuerda que tanto él como su familia han sufrido otros ‘accidentes’, como el incendio de un vehículo frente a su casa.

«Indefensión»

«Nos encontramos en la más absoluta indefensión viendo la impunidad con que este grupo actúa»

«No soy el único vecino que ha sufrido este tipo de hechos graves», explica, al tiempo que asegura y pide a la Fiscalía que tome medidas para la investigación de los hechos a la mayor brevedad posible. «Yo me pongo totalmente a su disposición para aportar tanto mi testimonio como la documentación de que dispongo», termina.

Mario Rivas siempre se ha escudado en que no hay ninguna causa abierta contra él en los juzgados, y eso a pesar de que, al menos por ahora, no ha sido capaz de explicar la razón por la cual las fincas de los herederos de Domingo Rubio pasaron a su nombre en menos de dos años.

Las investigaciones realizadas, tanto en el Registro de la Propiedad como en el Catastro histórico demuestran que los propietarios de las tierras que lindan con ambas fincas coinciden con los que constan en la Tierra Llana de la Cabén —nomenclatura con la que se conocía ese lugar de la braña de San Miguel en el pasado—.

Así, según la hijuela de la herencia de Luis y Aurelio Arias, esta tierra, con una superficie de 48 áreas (alrededor de 5.000 metros cuadrados), tiene los mismos linderos que las fincas 297 y 306 de la braña de San Miguel, que Mario Rivas asegura que son de su propiedad.

Las dos fincas se encuentran en la braña de San Miguel, zona en la que la familia de Mario Rivas tiene al menos cuatro fincas más que constan como propiedad de su hermano Rubén Rivas y donde este ha llevado a cabo varias inmatriculaciones en los últimos años. Es precisamente aquí donde la familia desarrolla su actividad ganadera, en la que participa personalmente el alcalde.

Denuncian en la Fiscalía a Mario Rivas por agresiones y la inmatriculación de fincas
Comentarios