viernes. 09.12.2022
                      Cultivo de girasol en una finca de la provincia de León. MARCIANO PÉREZ
Cultivo de girasol en una finca de la provincia de León. MARCIANO PÉREZ

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, ha propuesto al Ministerio de Agricultura que arbitre y dote medidas de apoyo directo al girasol y a la colza para que permanezcan en las zonas a las que siempre han estado unidos y ha advertido de que el «cambio por sorpresa» de la nueva PAC va dejar a estos dos cultivos «sin incentivo real», tras haber quedado excluidos de la ayuda asociada a cultivos proteicos de alrededor de 40 euros por hectárea y que con la nueva PAC apuntaba a 60 euros.

Precisamente el girasol es un cultivo en expansión en León, y esta campaña está previsto que aumente la superficie hasta un 50%, pasando de las 13.135 hectáreas del año 2021 a unas 20.000 hectáreas, implantadas sobre todo en las comarcas agrícolas de El Páramo, Esla Campos, Sahagún y Tierras de León. La colza también ha experimentado un ligero incremento sobre la campaña pasada.

Según los datos aportados por Asaja, la superficie de oleaginosas en Castilla y León ha rondado cada campaña las 250.000 hectáreas que se han incrementado este año hasta las 452.844 por los ajustes permitidos por Bruselas ante unos mercados desabastecidos por la guerra en Ucrania. A esto ha añadido que el girasol es «de las escasísimas alternativas» al cereal en comarcas agrícolas con una «agricultura complicada».

Asaja ha explicado que el secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, ha informado a las organizaciones agrarias de los ajustes que exige la Comisión Europea al Plan Estratégico de la PAC diseñado por España, entre los que destaca este cambio «que impacta directamente sobre la agricultura de Castilla y León», la mayor productora tanto de girasol como de colza en España.

Varapalo

Tras recordar que el cultivo del girasol y la colza tienen un tope de 50 hectáreas a partir de la que ya no se percibía esta ayuda, que incluso se iba a eliminar, Asaja ha lamentado el «varapalo» que ha supuesto el proceso de negociación de la nueva PAC entre España y la UE en el que las oleaginosas han quedado fuera de las ayudas asociadas y que ya percibían en menor intensidad que leguminosas o proteaginosas cuando «nadie discutía —antes— que debía estar dentro del paquete proteico a quedar fuera de estas ayudas asociadas».

Asaja ha explicado que el plan del Ministerio es repartir los 45 millones de euros previstos para la ayuda asociada a este cultivo dentro de la ‘Ayuda básica a la Renta para la Sostenibilidad’ en las denominadas «regiones girasoleras» que representan a casi todo el secano nacional.

Donaciano Dujo ha considerado que esta propuesta supondría diluir estas ayudas, «con un mínimo incremento para todos los agricultores, independientemente de que sean cultivadores o no de girasol». «Lo que propone el Ministerio es un sistema de café para todos, que dejará al cultivo sin incentivo real. Algo injusto y además peligroso porque

históricamente somos deficitarios en estas producciones», ha aseverado el presidente de Asaja que insiste en reclamar medidas de apoyo directo a estos cultivos para que permanezcan en las zonas de siempre.

El girasol y la colza quedan excluidos de la ayuda asociada en la nueva PAC
Comentarios