jueves 26/5/22
Gestión del agua

El Gobierno aprobará por decreto el PH del Duero rechazado por el Consejo del Agua

Es la primera vez que un plan hidrológico sale adelante, pese a los 42 votos en contra de los 79 sectores implicados
                      Tras la celebración del Consejo del Agua ayer, el proyecto se elevará al Gobierno para su aprobación mediante Real Decreto. DL
Tras la celebración del Consejo del Agua ayer, el proyecto se elevará al Gobierno para su aprobación mediante Real Decreto. DL

El Gobierno de España ha declarado la guerra del agua en Castilla y León. Y es que por primera vez, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto de Demográfico (Miteco) aprobará por decreto un plan hidrológico, en este caso el de la cuenca del Duero, que previamente había sido rechazado por mayoría por el Consejo del Agua, reunido ayer para informar del proyecto definitivo del Plan para el período 2022-2027. Se trata de un rechazo inédito en la historia de los planes hidrológicos del Duero, que siempre habían recibido el apoyo mayoritario del Consejo del Agua.

Tras un profundo debate realizado tanto en esta sesión como en sesiones anteriores, la mayoría de los 79 integrantes del Consejo han mostrado su oposición al texto final del Proyecto de PHD, al no haberse visto aceptadas la gran mayoría de las alegaciones presentadas. El Consejo del Agua está formado por los actores principales del sector, y lo componen organismos estatales, comunidades autónomas, entidades locales, usuarios, comunidades de regantes, organizaciones ecologistas, organizaciones profesionales agrarias, asociaciones de empresarios y sindicatos.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha lamentado no haber podido obtener un texto consensuado ante la escasa consideración que se ha tenido al Acuerdo de alegaciones al Proyecto del Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero 2022-2027, en el que se detallaban una serie de peticiones esenciales y necesarias para el uso sostenible, racional y equilibrado del agua para el regadío de Castilla y León. Acuerdo suscrito conjuntamente con ocho de las nueve diputaciones provinciales (Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora), las cuatro organizaciones profesionales agrarias con representación en la Comunidad (Asaja, Coag, Upa y Uccl), la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), y la Asociación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (Ferduero).

El resultado de la votación (42 votos en contra por 34 a favor) pone de manifiesto el rechazo de la mayoría de los integrantes del Consejo del Agua de la Demarcación del Duero al considerar que la orientación del texto final no es acorde a los objetivos y necesidades planteados, y en especial se considera que no se otorga el peso necesario al reto demográfico donde la agricultura de regadío tiene un papel fundamental.

Por su parte, la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés, ha lamentado que la Junta no apoye el Plan Hidrológico del Duero y su «ambicioso» programa de inversiones, que contempla 2.2500 millones hasta 2027, de los que 1.000 de ellos tienen incidencia directa o indirecta en el medio rural y, en concreto, con el regadío y su incidencia positiva que tiene en el reto demográfico.

Tras la celebración del Consejo del Agua, y a pesar de su rechazo, el proyecto de Plan Hidrológico se elevará al Gobierno a través del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, para su aprobación mediante Real Decreto.

En este marco, Cristina Danés ha lamentado el rechazo de la Junta de Castilla y León al Plan y sus 2.250 millones de inversiones, que también contiene medidas para actuaciones de modernización de regadíos, por un importe de 768 millones de euros, de aumento de la capacidad de regulación en cuatro nuevas presas y nuevos regadíos, entre otras medidas.

La presidenta de la CHD considera que, con su voto en contra, la Administración autonómica no apoya tampoco la decisión del organismo de cuenca de levantar la prohibición vigente de plantar chopos en el dominio público hidráulico, con lo que «no ha apostado en definitiva por la cadena de valor de las choperas en la cuenca, un sector que genera más de 10.000 empleos, un 30% de ellos en el medio rural».

De la misma forma, apunta que el voto contra supone que la Junta tampoco asume un «importante» número de medidas de su competencia dirigidas a reducir la contaminación difusa en las aguas, un «grave» problema de contaminación que tienen fundamentalmente en las masas de agua subterránea, lo que va a repercutir directamente en que el 52 por ciento de ellas no va a alcanzar el buen estado en el 2027.

En la misma línea, considera que tampoco asumen las actuaciones dirigidas a mejorar el estado de conservación de hábitats y especies vinculados al agua, también de su competencia.

Danés entiende que no apoyar este plan es «muy importante» porque, en definitiva, su objetivo es reducir todas las presiones que soportan las masas de agua, mejorar la depuración, fomentar el ahorro y la reutilización y atender las demandas de agua de forma sostenible de manera que sean compatibles con su buen estado.

El Gobierno aprobará por decreto el PH del Duero rechazado por el Consejo del Agua
Comentarios