sábado 21/5/22
undefined
Jesús Posadas, presidente de Acor. RAMIRO

Jesús Posadas, presidente de la cooperativa Acor, una empresa agroalimentaria con más de 4.000 socios agricultores en Castilla y León, ha puesto en valor la importancia que empresas como esta tienen en el medio rural, ya que “es imposible deslocalizarse cuando nuestros socios están en un pueblo, al igual que nuestros trabajadores y proveedores”. Por eso, puso de manifiesto que cooperativas como esta son esenciales para fijar población en el medio rural, y ayudar a vencer así la despoblación.
Posadas afirma que debido a la guerra de Ucrania, algo que nos está afectando mucho como sociedad por todo lo que implica, “nos hemos dado cuenta del valor que tiene este país, el llamado granero de Europa, para nuestra economía”, ya que es un gran productor de girasol. “Puesto que también somos productores de aceite, esta guerra nos está provocando mucha incertidumbre, lo que unido a la  crisis energética que vivimos, que nos hace pagar unos costes muy altos, hace que estemos pasando por un momento complicado para todos”, explicó el presidente de Acor.

Lo que sí manifestó es que desde hace mucho tiempo la compañía apuesta por la transición energética, para poder trabajar con otras energías, en concreto por la biomasa, “intentando favorecer así una economía circular en la que llevamos mucho tiempo inmersos”. En este sentido, ha destacado que “llevamos muchos años trabajando así, está en nuestros genes, por lo que nadie nos tiene que enseñar a aprovechar nuestros recursos”. 

Posadas reiteró la importancia como sector estratégico en el mundo rural de las cooperativas y reclamó una mayor unión entre todas, para trabaja de una manera más unificada, con el apoyo de las universidades y del I+D, como ya ocurre en otros sectores. “Además, esta unión nos puede ayudar mucho a la ahora de acceder a los ansiados fondos europeos para la recuperación, que parece que no llegan nunca”, matizó. “Puede que estemos trabando mucho, pero sin una interrelación, sin unificar criterios y fuerzas, puede que nos quedemos fuera”, insistió.

Desde Acor se trabaja para proteger al agricultor, que es el gran valor de esta cooperativa, por lo que desde siempre se le ha garantizado un precio mínimo en todos sus productos, algo que ahora toma especial importancia con la guerra de precios, y con el encarecimiento de los costes.

Posadas explicó que desde Acor se trabaja con remolacha, girasol y colza, lo que “supone favorecer una rotación de cultivos que garantice los ingresos a los agricultores”. Además que esta política es importante para favorecer la riqueza del suelo, ayuda además a  diversificar y a garantizar una rentabilidad y una estabilidad en su explotación, para no depender solo de un mismo cultivo como ocurre ahora mismo con e maíz.

Hay que poner en valor también el hecho de que la nueva PAC incentive sumoderos de CO2 en los cultivos, lo que puede suponer una fuente de ingresos muy importantes, además de favorecer el medio ambiente, “ese que desde otros sectores dicen que contaminamos los agricultores.”

El presidente de Acor quiso también poner el foco en uno de los problemas que más afecta al medio rural, o el problema del relevo generacional, que “es muy grave”. Por eso insisto en que es necesario mantener la población que ya hay en los pueblos, ya que es muy difícil incorporar gente nueva, a través de mantener los cultivos de regadíos, a los que el coste energético está sacando del mercado. “Estamos perdiendo cultivos cada día, y eso no va hacer muy complicado garantizar a partir del 2050 la alimentación para toda la población,  como exige la política europea, con la campaña De la Granja a la Mesa”, porque ya estamos viendo que puede haber ciertos problemas de desabastecimiento en este momento”. Lo que tienen claro es que “si cuidamos al agricultor, mantendremos la población”.

El reto es muy importante. A nivel de sostenibilidad, desde Acor se apuesta por ella, como agricultor y como cooperativa, pero siempre con rentabilidad. “No se pueden mandar ideas desde los despachos sin tener en cuenta ciertas prioridades como la rentabilidad”. Por eso exige aplicar un criterio de prioridades para poder ser sostenibles y hacer posible esa economía circular. Posadas insistió en la importancia de la formación en la industria agroalimentaria y en el campo. “Cada vez necesitamos más profesionales, hay un déficit de cien mil puestos de trabajo en España que no se cubren, por eso es importante fijar población creando nuevos puestos de trabajo de calidad, ya que no nos podemos permitir que  Castilla y León haya perdido 13.000 habitantes”.

Posadas recordó que Acor está a punto de cumplir 60 años de historio y que sus objetivos siguen siendo los mismos que cuando se fundó. “La cooperativa nació con el objetivo de buscar una rentabilidad de las explotaciones, seguimos trabajando en buscar esa riqueza para el territorio en el que vivimos”. 

Jesús Posadas: “Nadie nos tiene que enseñar lo que es una economía circular, lo...
Comentarios