viernes 22.11.2019
Medio Ambiente

La Junta destina 900.000 euros a tres proyectos de turismo en Áreas Naturales de León

Recreación virtual del mirador de Panderrueda.
Recreación virtual del mirador de Panderrueda.

La Junta iniciará la primera fase del Programa de Infraestructuras Turísticas en las Áreas Naturales de Castilla y León, que contará con una inversión de 2,9 millones en ocho actuaciones de seis espacios protegidos y en cinco provincias. Concretamente, en Burgos, Soria y León, con dos en cada una, además de en Segovia y Zamora, con una. El procedimiento abierto de licitación se publicará en la plataforma de contratación del sector público.

Este programa, anunciado por el anterior presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, en enero de 2017, tiene como objetivo básico dotar áreas naturales de la Comunidad de nuevos equipamientos para el desarrollo de actividades vinculadas a la naturaleza. Además, se promoverá el “conocimiento, la divulgación y el disfrute” de los espacios naturales de Castilla y León, “impulsando un turismo sostenible, responsable y compatible con la adecuada conservación de estas zonas, favoreciendo con ello la consolidación de su población”.

Por un lado, los futuros miradores y pasarelas están destinados a la realización de actividades de observación en plena naturaleza, siendo su objetivo fundamental aumentar y diversificar la oferta de ocio, haciéndola más atractiva para el visitante potencial de nuestros Espacios. En cuanto a los edificios singulares, se busca reutilizar estas construcciones para darlos un uso adecuado que favorezcan el ‘turismo verde’.

Castilla y León es una Comunidad con un patrimonio natural extenso y reconocido: el 26,4 por ciento de la superficie regional, más de 2,4 millones de hectáreas, han sido incluidas en la Red Natura 2000 y en otras figuras de protección. Son visitados anualmente por más de tres millones de turistas, que consideran la naturaleza como un elemento importante entre sus preferencias cuando eligen destino; esta afluencia se canaliza actualmente a través de una extensa Red de Casas del Parque que cumplen una doble función: Centros de Interpretación del Espacio Natural y Oficina de Turismo de este ámbito.

Sin título

Alto Sil

En la Zona Especial de Conservación (Z.E.C.) Alto Sil, en Caboalles de Arriba, se pretende construir un edificio multifuncional sobre una cimentación existente ubicada dentro de una parcela irregular de 584 metros cuadrados de superficie, colindante con el recinto del Centro del Urogallo. El programa que desarrollará el edificio permite dar cabida en su interior a exposiciones, talleres, star-ups, reuniones, etc, actuando como complemento al cercano Centro del Urogallo.

La concepción material de la nueva construcción (280 metros cuadrados) tiene un marcado carácter ejemplarizante, ejecutándose con materiales renovables con un bajo consumo energético en sus procesos de fabricación. A nivel de instalaciones se selecciona un sistema de ventilación controlada inteligente, iluminación LED y como sistema de calefacción, se elige la biomasa.

En esta actuación colabora la Diputación de León y el Ayuntamiento de Villablino. En total, la inversión prevista es de 468.819,41 euros y tiene un plazo de ejecución de 10 meses.

Voladero para urogallos

En el mismo espacio natural se ha proyectado un voladero del urogallo cantábrico (VUC), dentro del recinto dedicado a esta ave amenazada. Se emplaza en la esquina sureste de la parcela, donde la topografía es más pronunciada y la vegetación existente más abundante. Este aspecto adquiere gran importancia ya que se mantendrán los árboles existentes y se reutilizarán para completar el sistema de mástiles que soportarán la malla con la que se cubrirá el voladero.

El pequeño edificio se plantea como un mirador hacia el interior del voladero, en el que se desarrolla un ecosistema artificial similar al espacio natural donde vive esta especie de ave galliforme. La actuación se realizará sobre 197 metros cuadrados del edificio y 520 del reciento, donde habitarán los urogallos y se cerrará con una malla abovedada.

En esta actuación también colaboran la Diputación de León y el Ayuntamiento de Villablino, con una inversión prevista de 184.141,41 euros y tiene un plazo de ejecución de cinco meses.

 
 

La Junta destina 900.000 euros a tres proyectos de turismo en Áreas Naturales de León