miércoles 25/5/22

Fases de la concentración parcelaria en la provincia

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en adelante Consejería trabaja actualmente en diferentes fases de la concentración en once zonas de la provincia de León, con una superficie total de 72.533 hectáreas que afectan a 24.209 propietarios y más 128.000 parcelas.

Respecto a las obras de infraestructura rural en zonas de concentración parcelaria, en el último trimestre del 2021 se han finalizado en la provincia de León, tres actuaciones en las zonas de Boca de Huérgano, Llamas dela Ribera y Grafín, afectando a más de 4.200 hectáreas.

Cabe recordar que la provincia de León es la más extensa de la región, con 1,55 millones de hectáreas, con más del 5% de esta superficie por encima de los mil metros de altitud. Este aspecto limita en gran medida la superficie concentrable de la provincia, que alcanza 756.048 hectáreas, algo menos del 50% de esta superficie total. Actualmente ya se han concentrado o se están concentrando más de 385.000 hectáreas, además, como consecuencia de las actuaciones de regadío que se han acometido en zonas ya concentradas o por la necesidad de actuar en otras con proceso antiguos, de los años 60 ó 70, se han reconcentrado en más de 181.000 hectáreas en la provincia.

En Castilla y León ya se han concentrado más de 4 millones de hectáreas de las 5,7 hectáreas posibles. Además y como consecuencia de los cambios acaecidos en la estructura productiva y en la propiedad, ha sido necesario volver a actuar sobre zonas ya concentradas, en lo que denominamos «procesos de reconcentración parcelaria», lo que ha llevado a actuar ya en más de 425.000 hectáreas.

A pesar de estas cifras, la demanda de este proceso es todavía muy alta, por lo que existen unos criterios de prioridad para iniciar nuevas concentraciones parcelarias que vienen determinados por la existencia de procesos de mejora, modernización o transformación de regadío, por criterios vinculados a la productividad agrícola y ganadera de las explotaciones afectadas, por la aceptación social del proceso o en el caso de solicitarse en régimen cooperativo. De cualquier manera, para los casos menos prioritarios la legislación actual permite promover estos procesos mediante iniciativa y financiación privada, con el asesoramiento, seguimiento y autorización o aprobación de las fases del procedimiento por la Administración regional.

La concentración parcelaria es una actuación que pretende dinamizar las estructuras económicas de las zonas rurales mediante la reorganización racional del territorio y de la propiedad privada, sin desembolso económico alguno por parte de los titulares de los predios ordenados.

Se trata de un proceso de actuación integral que tiene como objetivo redimensionar el suelo rústico, buscando parcelas de dimensión y uniformidad suficiente para mejorar la eficiencia económica de las explotaciones afectadas, dotar a estas parcelas de infraestructuras viarias y de saneamiento adecuadas para el ejercicio de una actividad agraria racional, buscar una multiplicidad de funciones y sinergias positivas para los terrenos afectados, siendo el caso más habitual el de desarrollo de infraestructuras de nuevos regadíos o modernización de los existentes, y ordenar ambientalmente las zonas con el fin de mejorar su calidad medioambiental, la integración paisajística y la sostenibilidad de la actividad agraria.

León tiene en marcha once proyectos de concentración parcelaria en 72.533 hectáreas