viernes. 03.02.2023
UN PASEO POR LA PROVINCIA

Los pueblos se resignan a pelear con las primeras "pequeñas nevadas"

Desde Encinedo a Vegacervera, la paciencia ante el temporal es 'modus vivendi' en las zonas de la montaña

La situación por el paso del temporal de nieve en la provincia ha sido especialmente complicada en lugares como Encinedo, en La Cabrera, donde desde primera hora la máquina quitanieves del Ayuntamiento espera a que mejore la situación y la nieve esté un poco más blanda para despejar las carreteras de los distintos pueblos del municipio. “Está todo bastante fastidiado desde primera hoy, hay muchos problemas para desplazarse a trabajar”, comenta el alcalde, José Manuel Moro.

En la misma situación está los pueblos de Santa Colomba de Somoza. “Aquí solo puede moverte en todoterreno, la situación está muy complicada”, añade el alcalde José Miguel Nieto. En esta zona, la máquina de la Junta despejó la carretera que une Astorga con Foncebadón, y la circulación es más o menos normal. “El problema está en las carreteras locales, estamos esperando que pasen las máquinas de la Diputación, pero hay que tener paciencia, sabemos que no puede estar en todos los sitios a la vez”, apunta en regidor.

Acostumbrados a la nieve también están en Murias de Paredes, donde según confirma la alcaldesa, Carmen Mallo, “de momento no hay grandes complicaciones, aunque hay mucha nieve”.

Más de treinta centímetros de nieve es lo que lleva caído en Santa Lucía de Gondón, según el alcalde pedaleo Victoriano Lombas.

Igual que en Vegacervera, donde su alcalde Octavio González, comentó que, aunque el autobús escolar no ha salido por seguridad no hay mayores complicadlos. “Que nieve en la montaña es normal, lo que pasa es que ahora cae un poco de nieve y la gente lo quiere todo limpio al momento, nevadas eran las de antes, que caía un metro de nieve y hasta que no paraba de nevar no pasaban las máquinas”.

El estado de la circulación

De momento, no hay incidencias de gravedad en las carreteras, más allá del cierre del paso a los vehículos pesados en las carreteras nacionales del norte de la provincia -la N-630, en Villamanín; la N-625 en Riaño, y la N-621 en Cistierna-, que aún se mantienen a estas horas en nivel rojo. Ya se ha aliviado la situación en las vías de alta capacidad. La A-6 y la AP-66, que esta mañana estaban en nivel amarillo, ya se encuentran en nivel verde con una circulación fluida.

Y los ríos se van calmando

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) solo mantiene en nivel de alerta al río Órbigo a su paso por Cebrones del Río, que ayer también causó problemas en la misma zona inundando varias áreas pobladas, con un caudal que ronda los 200 metros cúbicos por segundo. Ya no hay problemas en el Tuerto, que ayer llegó a estar en nivel de alarma en San Félix de la Vega, ni en el Duerna o el Luna, que también llegaron a estar en nivel de alerta.

Los pueblos se resignan a pelear con las primeras "pequeñas nevadas"
Comentarios