viernes 20/5/22
lobo3
Restos de una venada atacada en Besande. CAMPOS

Hace dos semanas ganaderos de León, Palencia, Asturias y Cantabria se concentraron en Riaño para exigir al Gobierno un control del lobo, ya que al no poder cazarse está creciendo de una manera descontrolada y son ellos, los ganaderos, los que sufren las consecuencias. Hasta el momento no han tenido una respuesta y amenazan con más movilizaciones hasta que se atiendan sus peticiones y reivindicaciones.

Las peticiones son que se haga un control de la población del lobo bien por los cazadores locales o por la guardería. Respecto a las indemnizaciones, piden que se hagan efectivas en tres meses. «Tenemos animales que han pasado varios años y aún no los han pagado», denunció el portavoz de los ganaderos de la montaña de Riaño. Además los ganaderos dicen que la Junta valora los animales «como ellos quieren» ya que no entienden que no se puede pagar 240 euros por un potro o 400 euros por un ternero cuando en el mercado cuesta mucho más. «No se tienen en cuenta la genética de muchos animales ni su sello de calidad», inciden.

«No queremos que se acabe el lobo», remarcan los ganaderos, pero denuncian que hay una falta de control de esta especie cuyas manadas siguen creciendo.

La montaña anuncia más protestas si no se controla la población lobera
Comentarios