viernes 13.12.2019

El Páramo Medio ahorra 1,5 millones de litros al modernizar todas sus parcelas

Los agricultores han invertido este año 5 millones en adaptar sus fincas al sistema.
El Páramo Medio ahorra 1,5 millones de litros al modernizar todas sus parcelas

La Comunidad de Regantes del Páramo Medio es la primera de la provincia en aplicar el regadío modernizado a la totalidad de su superficie, una vez finalizadas las obras necesarias para poner en marcha el sistema —fundamentalmente estaciones de bombeo— y con la concentración parcelaria finalizada, lo que supone una ventaja sobre otras comunidades, al igual que lo es el tamaño de la comunidad, 4.500 hectáreas, ya que existen comunidades en el que las parcelas modernizadas suman una mayor superficie de riego que el total del Páramo Medio. Los regantes podrán ahorrar hasta 1,5 millones de litros de agua este año.

Así, en el Páramo Bajo están en servicio 11.000 hectáreas y, sin embargo, dada su extensión, se continúa regando a pie —de forma tradicional—; al igual que sucede en la Margen Izquierda del Porma, con nuevas infraestructuras para 8.000 hectáreas y un total de 23.000.

La comunidad decidió abandonar los sistemas tradicionales de riego este año, lo que ha obligado a los agricultores a realizar una inversión en el último año que ronda los cinco millones de euros en las instalaciones de riego para sus parcelas —lo que en el argot profesional denominan amueblamiento de las parcelas—, con una gasto aproximado de 4.000 euros por hectárea.

Según explicó ayer el presidente de la junta de gobierno de los regantes del Páramo Medio, Julio César Carnero, el año pasado ya se habían modernizado «entre 2.800 y 3.000 hectáreas. Hubo zonas en las que hubo riego mixto —modernizado y tradicional— y otras en las que no se pudo sembrar debido a la ejecución de las obras.

Las obras, anunciadas en el año 2006, formaron parte de un plan de choque del Gobierno central y contaron con un presupuesto de 32 millones de euros, financiados por la Administración del Estado, la Junta de Castilla y León y la comunidad de regantes, que recurrió a un crédito de 7 millones de euros para afrontar esta obligación. Los regantes asumieron «una hipoteca a 30 años».

Ahorro y producción

Dependiente del Embalse de Los Barrios de Luna, el Páramo Medio, comunidad que resultó de una escisión del Páramo Bajo, precisaba para el riego 6.000 metros cúbicos por hectárea —«aunque teníamos un buen sistema de aprovechamiento de lo que no usaba un agricultor, de las escorrentías», apuntó Carnero—, el consumo con la totalidad de las parcelas modernizadas «no bajará de los 4.500 metros cúbicos, y más en una campaña en la que se está regando muchísimo para la nascencia, debido a la siembra tardía», indicó el presidente de la junta de gobierno. En cualquier caso, la reducción del consumo de agua, en el mejor de los casos, será de un 25%. En cuanto al incremento de la producción, se estima que los nuevos regadíos «incrementan la producción en un 20%, si se siembra en su momento, si la climatología es acompaña y todos es normal», añadió Carnero.

El Páramo Medio ahorra 1,5 millones de litros al modernizar todas sus parcelas