martes 26/1/21

El PP lleva una PNL a las Cortes contra el «escándalo» del lobo

El Grupo Popular llevará al próximo Pleno de las Cortes de Castilla y León una Proposición No de Ley (PNL) con la que intentará frenar lo que considera que «se avecina como otro escándalo más» del Ministerio para la Transición Ecológica como es la voluntad de incluir al lobo como especie protegida y, por lo tanto no cinegética, al norte del Duero.

El portavoz ‘popular’ Raúl de la Hoz, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces, ha recordado que Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León han pedido hasta en dos ocasiones que se renuncie a esta pretensión y la ministra, Teresa Ribera, ha hecho «oídos sordos».

De la Hoz ha asegurado que «llama la atención» que el gobierno de Asturias, que es socialista, vaya de la mano de Castilla y León para frenar una «locura injustificada desde todos los puntos de vista, tanto para mantener la especie como el mundo rural y la ganadería», pero también que lo haga el de Cantabria, que parte es socialista, y esté «en esta lucha» mientras el PSOE de la Comunidad no diga «una sola palabra» y se muestre «plegado» y «sumiso» al Ejecutivo central.

Así, la iniciativa pretende reiterar lo que ya se ha dicho junto con los gobiernos de otras autonomías y una «unión» frente a un intento de «atentado» contra el mundo rural «que pretende perpetrar el gobierno de Sánchez» y ha reclamado responsabilidad a los socialistas de Castilla y León al igual que la tienen los de Asturias y Cantabria y ayuden a la defensa del mundo rural y la ganadería «frente a un Ministerio que actúa de forma injustificada».

En la PNL el PP insta a la Junta a que exija al Gobierno que se mantenga el actual estatus del lobo y recuerda que éste es «absolutamente respetuoso» con la normativa europea relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres «por lo que no existe ninguna razón jurídica para llevar a cabo la modificación que se propone».

El PP lleva una PNL a las Cortes contra el «escándalo» del lobo