jueves. 11.08.2022

Puebla de Lillo cuenta con una gran riqueza turística. Además de su conocida estación de esquí, San Isidro, y su entorno natural, en pleno parque regional Montaña de Riaño y Mampodre, cada año —a excepción del pasado por la pandemia— sus Jornadas Gastronómicas de la Matanza y la Feria de Esquí y Ocio de Montaña se convierte en un atractivo más para acercarse a este municipio de la Montaña Oriental. Una cita ineludible en el que se combinan el sabor de los platos tradicionales con un nutrido programa de actividades para los amantes de la montaña y del esquí, además de la feria de ganado, vacuno y equino, el origen de este encuentro que se celebrará el domingo.

Este año, además, los más pequeños del municipio, que acuden cada día al colegio Susarón, han aportado su imaginación y sus dibujos para el cartel anunciador de las jornadas, que se desarrollarán este fin de semana. De hecho, ellos también será protagonistas de estas jornadas y recibirán su recompensa con otro deleite para el paladar, aprender a realizar sus propios quesos. El sábado será la jornada más intensa, con la popular subasta del gocho y la apertura del recinto ferial. Una cita que se complementará durante los dos días con los platos que se servirán en cuatro restaurantes del municipio elaborados como antiguamente, con los primeros productos que salen de la matanza.

Lillo y su entorno son un enclave que ofrece multitud de opciones para los amantes de la naturaleza y que complementa con infraestructuras turísticas como casas rurales o restaurantes. Un rincón bendecido por la naturaleza y sus picos abruptos, que confieren al paisaje un imagen única, inconfundible amparada por la nieve en el invierno.

Puebla de Lillo sabe a matanza este fin de semana