lunes 16/5/22
Siniestro en la CL-626

Los pueblos reclaman el arreglo de la carretera tras el brutal accidente

La Junta tiene aprobada desde junio una inversión de 1,8 millones de euros para arreglar 18 kilómetros entre Boñar y Sabero
undefined
El grave accidente ocurrido ayer ha despertado las quejas vecinales. CASTRO

El accidente ocurrido ayer en una curva de la peligrosa carretera autonómica CL-626 ha depertado las quejas de vecinos y a la altura del cruce con una de sus entradas a la localidad de Sabero ha hecho que de nuevo vecinos y autoridades del valle reclamen una mejora en el mantenimiento de esta vía de circunvalación. 

No es la primera vez que un vehículo sufre un accidente como consecuencia del firme helado, ya que esta carretera discurre por zonas muy sombrías y en la época de invierno presenta importantes placas de hielo. 

El alcalde de Sabero, Francisco Javier García Álvarez, ha mostrado su preocupación por el accidente ocurrido, destacando que gracias a las gestiones municipales, la Junta de Castilla y León ha aprobado el pasado mes de junio una inversión de 1.885.280 euros para para la renovación de un tramo de 18,240 Kilómetros de la carretera CL-626, en el tramo comprendido entre las localidades de Boñar y Sabero, consistentes en la renovación superficial de la capa de rodadura del firme, mediante la aplicación de una capa de aglomerado de mezcla bituminosa, saneo de blandones, limpieza de cunetas y renovación de toda la señalización horizontal y vertical. Se espera que esta obra comience de forma inminente.

De igual forma el alcalde se ha puesto en contacto con la Delegación Territorial de la Junta en León para que se incremente el esparcimiento de sal en estos tramos, lo que así se hará según le han confirmado.

No obstante, sabiendo que esta carretera discurre por un tramo muy sombrío, tendente a helarse, el alcalde insiste en la necesidad de discurrir por estos tramos de la forma más prudente posible.

Los presidentes de las juntas vecinales de Sabero, Sahelices y Olleros de Sabero coinciden en que, aunque la carretera CL-626 ha aliviado el tráfico por la travesía del valle, en la actualidad presenta un mal estado de conservación del firme y, desde el inicio de la crisis económica, agravada por la pandemia, el mantenimiento en época de invierno con esparcimiento de sal por el firme ha decrecido considerablemente. Por ello, emplazan a la Junta para que mejore considerablemente este servicio.

Así se manifiestan también algunos vecinos como José Carlos García, Jesús Hernández, Javier González o Agustín Trinidad, que resaltan que “el firme no se ha cuidado desde el año 2002, en que se inauguró la carretera". "Lo que han realizado -señalan los vecinos- es ir tapando los baches, que han sido muchos, agravados por el intenso tránsito de camiones pesados". Esto, dicen, se agrava en el invierno, por el trazado tan sombrío por el que discurre, introduciéndose el agua en las grietas que con las fuertes heladas invernales provoca que la carretera se levante y presente un firme muy inestable y peligroso.

Un testigo del accidente, Jesús Pablo Espinosa, confirma estas preocupaciones de los vecinos y señala que cuando se bajaron del coche, para auxiliar a la persona accidentada, era difícil mantener el equilibrio, ya que todo el trazado de la curva estaba muy helado y resbaladizo, al ser una zona muy sombría, producida por el monte  'El Castro'.

Los pueblos reclaman el arreglo de la carretera tras el brutal accidente