jueves 27.02.2020
Las huellas de Daniel, Esla y Fabien

Remite el temporal tras una semana que deja graves daños en carreteras y campos de León

Un carril de la N-621 en Riaño quedó cortado por un argayo y se ha restringido el tráfico por riesgo de derrumbe del firme
Los operarios trabajaron desde primera hora en Riaño para desbloquear el acceso al polígono. CAMPOS
Los operarios trabajaron desde primera hora en Riaño para desbloquear el acceso al polígono. CAMPOS

Primero fue Daniel, luego Elsa y el sábado tomó el relevo Fabien. Una serie de borrascas y temporales han atravesado desde el pasado lunes la provincia dejando abundantes precipitaciones, que han desbordado ríos y anegado numerosas localidades, y fuertes vientos que han arrancado árboles y algunas estructuras. También se cobró el pasado viernes la vida de un hombre de 51 años en Vegas del Condado, que falleció ahogado tras volcar el vehículo agrícola que conducía. Tanta es el agua acumulada y tal es la fuerza de los caudales que hay peligro de derrumbes en varias carreteras de la provincia, cuya red viaria ha quedado bastante dañada después de una semana de temporal.

El último sobresalto tuvo lugar ayer en Riaño, donde un enorme argayo cubrió un carril de la N-621 que conduce a Boca de Huérgano y dejó tapada la carretera de acceso al polígono industrial, polígono ganadero y al cementerio de Riaño. Además esta importante vía de comunicación en la montaña oriental, a la altura del cuartel de la Guardia Civil de Riaño, se han tenido que colocar semáforos e inutilizar un carril dado que se ha empezado agrietar y se está hundiendo el firme.

Según el alcalde de Riaño, Fernando Moreno, tras conocerse los desprendimientos y el hundimiento se pusieron en contacto con Carreteras para buscar una solución. «En principio nos decían que era un problema que tenía que arreglar el Ayuntamiento. Finalmente tras la visita del vicepresidente segundo de la Diputación de León, Nicanor Sen, y tras mantenerse contacto con la subdelegación del Gobierno será el Ministerio de Fomento quien se haga cargo del gran desprendimiento». El edil precisó que los técnicos han señalado que hay unos 20.000 metros cúbicos de tierra en dos desprendimientos y que la solución supondrá unos 600.000 euros de inversión. De momento se han colocado barreras de hormigón y dado un acceso provisional a los polígonos de Riaño. Las obras se acometerán una vez pasado el temporal y el invierno. Los primeros trabajos para eliminar el argayo aconsejaron no tocarlo ya que la tierra se volvía a venir abajo. Además se va a desviar el agua para que transite por la cima del monte y evitar que siga cayendo sobre la zona del argayo donde las máquinas no pueden entrar ya que la tierra está muy blanda.

DL23P21F2-20-53-46-9
Las grietas en el firme han obligado a restringir el tráfico. CAMPOS

DL23P21F3-20-54-35-8
Un enorme árbol se desplomó en el instituto de Valderas. ARMANDO

«Lo que está bien claro que un Ayuntamiento no puede asumir unos gastos de más de 600.000 euros con independencia de que el monte sea de nuestra propiedad. Agradecemos que sea el ministerio quien se vaya hacer cargo de los costes finales», afirma el alcalde. En la comarca de Sahagún el panorama también es bastante preocupante. Varias carreteras han tendido que ser cortadas en Cea, Bustillo de Cea, Santa Maria del Río y Villamartin de Don Sancho. Campos y carreteras se han convertido en lodazales, que se mezclan con restos de arboles fruto del temporal.

En Villamol fue necesario el corte al trafico desde el cruce de Villapeceñil,y Trianos. En Galleguillos de Campos, donde las aguas corrían a su antojo entre la carretera del Azud, llegando hasta el mismo centro de la localidad, la parte del frontón y áreas de recreo sufrieron del daño de las aguas sin control.

DL23P21F4-20-54-55-0
La vega de Valderas, desde Altafría, totalmente inundada. ARMANDO

DL23P21F5-20-57-22-3
Árbol caído en la N-120 a su paso por Sahagún. ACACIO

Además el hundimiento de la carretera supondrá unos 150.000 euros ya que hay que asegurar el firme para que no se hunda más, según Moreno. Otro pequeño argayo tendrá un coste de 50.000 euros.

Por su parte, el desbordamiento del río Esla ha ido remitiendo poco a poco y afectaba casi exclusivamente a fincas de cultivo o choperas. Las carreteras presentaban ayer ya total normalidad. Lo peor aún estaba en Cimanes de la Vega, donde el agua aun llegaba a alguna calle del pueblo y el recinto de las piscinas permanecía inundado y era imposible acceder a él.

Ahora era el río Cea su paso por Valderas el que había anegado toda la vega, en su mayor parte fincas de cultivo. Además se había apoderado de la ‘Zamorana’, cuya carretera permanecía cortada.

Algunos de los problemas del día de ayer tuvieron que ver con el fuerte viento reinan te. Así en Valderas tiró abajo un enorme árbol, que arrancó de raíz, en la parte trasera del Instituto de Educación Secundaria (IES) Octaviano Andrés. No hubo que lamentar daños personales y muy pocos materiales. Cayó sobre la calle que da acceso a la Altafría, que cortó parcialmente.


Información eleborada por: J. M. Campos, Acacio Díaz y Armando Medina

Remite el temporal tras una semana que deja graves daños en carreteras y campos de León