domingo. 26.06.2022
El pendón de Armellada ondeó delante de la iglesia ante la mirada de los vecinos.

Los vecinos de La Robla celebraron ayer por todo lo alto la inauguración del nuevo pendón en una jornada emotiva que contó con la presencia de un gran gentío procedente de otras comarcas que dieron un colorido especial con la procesión de varios pendones de la provincia leonesa por las calles roblanas desde la ermita hasta la iglesia parroquial, donde se celebró el acto central del alzamiento del nuevo estandarte. Durante el recorrido el nuevo pendón fue portado por miembros de los distintos colectivos culturales y deportivos del municipio roblano.

Uno de los actos más emotivos se desarrollaron durante la bendición del nuevo pendón por parte del párroco de la localidad, momento en el que tuvo lugar el cántico del himno del pendonero a cargo del grupo de música tradicional Cantar de Crines.

El presidente de la junta vecinal, Manuel Suárez, señaló la inauguración del nuevo pendón como «una iniciativa más que concreta la tradición popular y los arraigos populares de nuestra localidad», y relacionó «la tradición arraigada del nuevo pendón con la tradición minera de la comarca, donde todos debemos de estar unidos para que no desaparezca porque supondría el caos en nuestra comarca». Por su parte, el presidente de la asociación de Pendones de León, Bernardo Gutiérrez, señaló que «La Robla recupera su pendón, que data del año 1880, con la intención de que se quede entre los roblanos».

La calles de Armellada se vistieron ayer también de ambiente festivo para dar la bienvenida a su nuevo estandarte de siete metros de altura. Los actos comenzaron a las 12.30 horas con una procesión y una misa en la que se dio la bendición y se alzó el pendón, que durante la tarde continuó recorriendo la localidad acompañado de otras banderas.

La Robla y Armellada, más cerca del cielo