lunes. 08.08.2022

Santa Marina del Rey renueva su apuesta por la Feria del Ajo

La cita del «reencuentro» volvió a rendir culto al producto estrella de la zona, el ajo, tras dos años sin ser celebrada por motivo de la pandemia
                      Uno de los puestos de ajo en la plaza de la iglesia. RAMIRO
Uno de los puestos de ajo en la plaza de la iglesia. RAMIRO

La centenaria Feria del Ajo de Santa Marina del Rey regresó en su edición del «reencuentro», así es como la ha querido bautizar el ayuntamiento, tras dos años ausente, como consecuencia de la pandemia, la localidad volvía a señalar esta fecha en el calendario.

El día clave de esta tradición se celebraba ayer, desde 1162 todos los 18 de julio Santa Marina rinde culto al producto estrella de la zona, el ajo. Un legado entre abuelos, padres e hijos productores de ajo que año tras año se citan en el municipio para hacer llegar el sabor más tradicional a la mesas de todos los hogares.

Los primeros visitantes comenzaron a llegar durante las primeras horas de la mañana, para recorrer las decenas de stands gastronómicos, artesanos o textiles, que completaban una de las muestras más importantes de la provincia, durante el día de ayer, en las calles del municipio. La plaza de la iglesia como ya es tradición estuvo reservada para los puestos de ajos, donde cada productor expuso sus mejores ristas.

Toda la vida, es el tiempo que llevan visitando esta feria muchos de los vecinos de la comarca, que esperan esta fecha para desplazarse a realizar sus compras a Santa Marina del Rey.

A la inauguración de la feria asistió como invitado estrella el Presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán Fernández, junto a Francisco Javier Álvarez, alcalde de la localidad. «Es el primer Presidente de las Cortes que acude a la Feria del Ajo», quiso resaltar el alcalde.

«Es una feria muy importante para el producto estrella de la zona y todos los otros que evolucionan de él», aseguraba el Presidente de las Cortes en la inauguración de la feria.

Entre los diferentes puestos que ocupaban las calles de la localidad había hueco para productores de ajo de la provincia y de otras, como es el caso de Jacinto Hernández, «soy de los primeros zamoranos que comenzó a vender aquí, llevo treinta años vendiendo mis ajos en esta feria», esta tradición es una forma de vida. Los productos artesanos de una alfarería de Jiménez de Jamuz, son unos de los muchos que se desplazaron a la localidad para ofrecer sus artesanías, «viene mucha gente de alrededor e incluso de Asturias a comprar».

La subida de los precios ha afectado a todos productos del día a día, y el ajo no iba a ser una excepción. Según explican los productores el precio de las ristas ha aumentado considerablemente, antes era de diez euros y ahora asciende a doce, «ha subido el precio de los carburantes y los fertilizante y eso ha afectado al precio final del ajo», así lo explicaba uno de los productores llegados desde Villares de Órbigo.

Santa Marina del Rey renueva su apuesta por la Feria del Ajo
Comentarios