domingo 12.07.2020
DE FERIA EN PUEBLA DE LILLO

La tradición la marca el gocho

Con un peso de 170 kilos, el animal fue adquirido por 350 euros tras una puja reñida que se llevaron, como el año pasado, Maruja y Adela .
El recinto ferial acogió a numeroso público. CAMPOS
El recinto ferial acogió a numeroso público. CAMPOS

Mientras los maridos cazaban, ellas se encargaron de pujar en la subasta del gocho de las jornadas de la matanza de Puebla de Lillo. Esto fue lo que les sucedió a Maruja y Adela de Puebla de Lillo, que el final se quedaron con el gocho por 350 euros. La XXII Jornada de la Matanza de Puebla de Lillo congregó a mucho público que como cada edición pueden ser como se realiza la limpieza del gocho y su posterior subasta.. El animal fue adquirido por el Ayuntamiento de Puebla de Lillo por 300 euros y con un peso de 170 kilos. Antes de iniciar la subasta se informó que si nadie pujaba el animal se distribuiría entre los empleados municipales. La subasta se inició con un precio de salida de 270 euros. Poco a poco se fue animando la gente. Pero en primera fila estaban Maruja y Adela, que tenían claro que se iban a llevar el animal. Precio que salía precio que ellas subían. Sus maridos, Raúl Fernández y Agustín Viejo, se encontraban cazando así que fue a ellas a quienes les tocó el cometido de ir a la subasta y llevarse el animal, tal y como ya hicieron en la edición anterior.

Paralelamente a estas jornadas se desarrollan durante todo el fin de semana las gastronómicas El menú, que tiene un precio de 22 euros, consta de morcilla y picadillo, patatas con carne, lomo, manos, morro, rabo y oreja así como un postre a elegir entre leche frita, arroz con leche o flan más bebida, café y chupito. Los restaurantes que participan este año son el Bar Madrid, el restaurante Ruta del Porma, Las Nieves, Casa Federico y Conde Duque.

Otro de los eventos es la feria de esquí y ocio de montaña. Dentro del recinto feria se dan cita una treintena de puestos, algunos de los cuales tienen que ver con la promoción del deporte de la nieve. El Ayuntamiento de Puebla de Lillo aprovecha esta feria y el numeroso público que la visita para promocionar la estación de esquí de San Isidro que es una de las instalaciones que más valor económico reporta al municipio tanto en empleo como en recursos económicos. Esta feria es el pistoletazo de salía a una nueva campaña de nieve que como cada edición se espera que sea lo más larga posible.

La tradición la marca el gocho