miércoles 18/5/22
                      Paraje de Sena de Luna, en una de las últimas nevadas caídas en la comarca. MARCIANO PÉREZ
Paraje de Sena de Luna, en una de las últimas nevadas caídas en la comarca. MARCIANO PÉREZ

La Mesa del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la Unesco, aprobó por unanimidad las nominaciones de la Reserva de Biosfera de los Valles de Omaña y Luna, en León, y del Centro de Investigación de Ciencias Ecoambientales de la Academia China de Ciencias —RCEES— (China), para coordinar —en conjunto con la Secretaría del MAB— la secretaria técnica de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña.

La Reserva Valles de Omaña y Luna señala en un comunicado que este modelo apuesta por un concepto de gobernanza que incluye un centro de investigación científica y una reserva de biosfera, «con el objetivo de poner a disposición de la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible lo mejor de la ciencia y del conocimiento local, potenciando la capacidad de las reservas de biosfera de montaña para actuar como laboratorios para la sostenibilidad».

Actualmente existen 727 reservas de biosfera en el mundo, de las cuales 435 son reservas de biosfera de montaña. Además, las regiones montañosas representan alrededor de una cuarta parte de la superficie terrestre de la Tierra y albergan aproximadamente el 15% de la población mundial, brindando una gran cantidad de funciones y servicios ecosistémicos.

Los valles

La Reserva incluye Los Barrios de Luna, Murias, Riello, Sena, Soto y Amio y Valdesamario

«Las montañas albergan recursos genéticos, una rica biodiversidad y hábitats de especies amenazadas. Regulan el clima, la calidad del aire y los flujos de agua, y contribuyen a la protección contra los riesgos naturales y los impactos de los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos», señala la nota, en la que incide que son «elementos esenciales de la biosfera» aunque la riqueza de las montañas es «frágil». En este sentido, aduce que las regiones montañosas «están especialmente amenazadas por el cambio climático global, y se enfrentan a la pérdida de especies raras y en peligro de extinción, a la modificación de los balances hídricos (incluido el retroceso de los glaciares) y a cambios en el uso del suelo a menudo irreversibles, lo que altera las condiciones socioeconómicas y, en última instancia, los medios de vida de las personas».

Investigación en China

La secretaría técnica de la nueva red la comparte con un centro de la Academia China de Ciencias

Para hacer frente a estos retos, la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña permitirá potenciar los esfuerzos de conservación de la biodiversidad, la creación de asociaciones y el intercambio de conocimiento entre todos los actores que trabajan

en las reservas de biosfera de montaña, principalmente gestores y coordinadores de reservas de biosfera, especialistas en montaña, científicos de universidades y centros de investigación, comunidades locales, otras agencias y programas de la ONU,

asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

El lanzamiento oficial de la Red Mundial de Reservas de Biosfera de Montaña tendrá lugar hoy durante un webinario sobre Turismo Sostenible en las Reservas de Biosfera de Montaña organizado por el Programa MAB de la Unesco y la Mountains Research Inititive (MRI), en el marco de las celebraciones del Día Internacional de las Montañas.

La Reserva de la Biosfera de los valles de Omaña y Luna, que incluye los municipios de Los Barrios de Luna, Murias de Paredes, Riello, Sena de Luna, Soto y Amio y Valdesamario, está conformada por unos valles que son el resultado de un sistema agropecuario que se estableció básicamente en la Edad Media y que se mantuvo en funcionamiento hasta mediados del siglo pasado, y que consistía en asociar a cada núcleo habitado, terrenos dedicados a pastizales, bosques para abastecimiento de madera y tierras de cultivo. En la Reserva habitan especies en grave peligro de extinción como el oso pardo y el urogallo.

Valles de Omaña y Luna asume la secretaría de la Red de Reservas de Montaña
Comentarios