martes 17/5/22
                      Imagen de la presentación y bendición del pendón ayer en Villaestrigo del Páramo. MEDINA
Imagen de la presentación y bendición del pendón ayer en Villaestrigo del Páramo. MEDINA

La localidad de Villaestrigo del Páramo celebró ayer un día festivo con la presentación, inauguración y bendición del pendón concejil, recuperado por la junta vecinal.

El acto comenzó a las puertas de la iglesia, precisamente, con la bendición de la nueva enseña del pueblo, flanqueada por media docena de pendones de la comarca: Ardoncino, Chozas de Arriba, Bercianos del Páramo, Laguna Dalga, San Pedro Bercianos y Laguna Dalga.

Tras ello se realizó un desfile por las calles de la localidad con una comitiva que encabezó el pendón de Villaestrigo. La jornada concluyó con una alubiada popular para todos los asistentes.

Pocos son ya los pueblos de la comarca del Páramo que hoy no cuentan con su propio pendón concejil; la mayoría de ellos gracias a las investigaciones de Javier Benéitez que rebuscando en los libros de fábrica (libros de cuentas) que se custodian en los archivos históricos diocesanos de León y Astorga ha ido documentando su existencia desde hace siglos. Casi todos se habían perdido hace décadas. Incluso los vecinos más mayores no eran capaces de recordar haberlos visto nunca. En la actualidad están siendo recuperados por ayuntamientos, juntas vecinales o asociaciones. Hace unos días lo hizo Pobladura de Pelayo García, ayer Villaestrigo del Páramo y próximamente Laguna de Negrillos; tres pueblos que apenas distan diez kilómetros entre sí.

En el caso del pendón de Villaestrigo, Benéitez descubrió que la primera referencia documentada del mismo data del año 1612, hace más de cuatro siglos.Escritos posteriores de 1646, 1652 y 1673 vuelven a hablar de él y todos ellos coinciden que era encarnado (rojo, carmesí) y dorado. La junta vecinal ha querido conservar esos colores originales y el nuevo presentado ayer es rojo con franjas doradas.

Villaestrigo estrena su nuevo pendón por todo lo alto