jueves 15/4/21

Apoyo sólo a los actos institucionales

La mayoría de partidos y gobiernos autonómicos abogan por conmemorar con actos compatibles con la situación sanitaria, todavía lejos de superar la tercera ola.

Varias voces se han referido a la irresponsabilidad de acudir a manifestaciones, como ha sido el caso de la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien advierte de que «en este momento no es responsable» pues trabajar por las mujeres «se debe y se puede hacer todos los días» sin necesidad de celebrar actos que pueden generar un riesgo.

El PP ya avisa de que una hipotética manifestación supondría repetir «la irresponsabilidad» del año pasado a puertas de la pandemia y ha destacado, a través de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, que no es «año de manifestaciones ni de concentraciones multitudinarias, es año de responsabilidad».

El PSOE ha comunicado este jueves que se sumarán sólo a actos, principalmente institucionales, que sean compatibles con la situación sanitaria.

En la misma línea, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha confirmado que su partido participará en los actos institucionales, no es las concentraciones, porque se puede demostrar firmemente el compromiso con el 8M y la igualdad sin acudir a las aglomeraciones.

La polémica se centra principalmente en Madrid, en donde el año pasado se celebró un multitudinario acto en los albores de la pandemia, motivo por el que la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado que el pasado 8 de marzo, «dejó de ser el Día de la Mujer y se convirtió en el día de la mujer contagiada». «Me sorprende que quienes me piden que cierre comercios y que cierre restaurantes luego llamen a la gente a manifestarse de manera masiva en las calles», en alusión al PSOE y a Unidas Podemos.

En medio de la polémica, organizaciones médicas como el Círculo de la Sanidad, organización que representa a empresas sanitarias privadas, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad política y social y ha pedido evitar cualquier encuentro o manifestación multitudinaria «que pongan en riesgo la salud pública».

Prudencia

En cuanto a las reacciones a una posible convocatoria de manifestaciones en toda España, los gobiernos regionales de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Galicia han hecho un llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia y han optado por explorar otras alternativas, como campañas en redes sociales o actos simbólicos e institucionales.

En el caso de algunos alcaldes, el de Zaragoza, Jorge Azcón, ha rechazado que se autoricen manifestaciones de 500 personas porque ahora «no tocan».

Apoyo sólo a los actos institucionales
Comentarios