sábado 24/7/21
DE SAN MARCOS A LA VIRGEN

Asprona retoma la marcha

Dicesiete años después de la última caminata a Valencia de Don Juan, Asprona León retomó ayer la marcha. Con el impulso de Desafío Solidario, decenas de personas caminaron ayer entre San Marcos y el santuario de La Virgen por la senda jacobea. Una jornada que esperan repetir el próximo año.
Marcha Asprona Desafío Solidario. F. Otero Perandones.
Imagen de familia de la salida. FERNANDO OTERO

Hablar de marcha solidaria en León es hablar de Asprona. La histórica caminata a Valencia de Don Juan forma parte de las señas de identidad de la asociación. Durante veintitrés años, desde 1979 hasta 2002, se repitió año tras año como un acto de visibilización y apoyo a las personas con discapacidad intelectual. También servía para recaudar fondos para sus programas.

 

La marcha de Asprona-León, inspirada en la que en 1978 se estrenó en Valladolid —fue una idea del recientemente fallecido Terence John O’Brien— se realizó por última vez en el año 2002. Ayer la entidad volvió a retomar la caminata. Era un deseo de muchas personas ligadas a la organización. Ayer se cumplió.

 

Pese al tiempo poco favorable y el puente, la afluencia a las 10 de la mañana a la plaza de San Marcos se hizo notar. Familias, trabajadores y personas con discapacidad intelectual e incluso en silla de ruedas hicieron el trayecto con el respaldo de Desafío Solidario, iniciativa apadrinada por Rafa Guerrero dentro de un programa de actividades que durante todo el fin de semana.

 

Gabriel, usuario de la residencia de Quintana de Raneros de Asprona y trabajador en el centro especial de empleo, disfrutó ayer de su primera marcha de Asprona. Acompañado por su familia y por personal de plantilla de la entidad cubrió los siete kilómetros entre los dos puntos emblemáticos del Camino de Santiago en poco más de dos horas.

 

Al final les esperaba una fiesta y una suculenta paella que degustar. El gerente de Asprona, Pedro Barrio, señaló que «ha sido una experiencia muy positiva» que recoge el «compromiso ético» de la entidad de impulsar para las personas con discapacidad intelectual un «proyecto vital con calidad y desde un punto de vista inclusivo en una sociedad justa y solidaria». Esperan retomar la marcha para próximas ediciones, tal y como se mantiene en el Bierzo o en Valladolid.

 

Gerardo, voluntario en la asociación durante décadas, fue una de las personas que difrutó de reanudar la marcha. «Tengo un hermano de 51 años que entró con 13 en Asprona», comenta. Recuerda perfectamente «cuando puse el primer azulejo de la residencia de Quintana de Raneros».

Marcha Asprona Desafío Solidario. F. Otero Perandones.

Varias de las participantes en la marcha. FERNANDO OTERO

 

En las marchas participó como andarín y en la organización. En una foto que ayer le enviaba su hermana Covadonga se sorprendió con la imagen de su sobrino Ulises, un chavalín al que llevaba de la mano allá por 1991 o 1992.

 

«Las personas con discapacidad me han enseñado mucho, egoístamente creo que en cada familia tendríamos que tener una persona para aprender de ella», señala.

 

Gerardo ha visto crecer en Asprona a personas como Mamen, que hoy es trabajadora de la entidad. También destaca el importante apoyo que la entidad supone para las personas que atiende y sus familias.

 

Asprona-León se fundó hace 55 años. En este tiempo, la sociedad ha evolucionado mucho. Y la entidad no se ha quedado atrás. De ciudadanos de segunda a ciudadanos de pleno derecho, de la hucha a un engranaje asistencial, social y económico que promueve la plena inclusión.

Asprona retoma la marcha