viernes. 24.06.2022

Austria confina a los no vacunados de covid

Sólo podrán salir de casa para compras de primera necesidad, estudiar y trabajar, con PCR negativa, o ir a un oficio religioso
                      Dos policías y un anciano en el memorial judío de Viena. H. NEUBAUER
Dos policías y un anciano en el memorial judío de Viena. H. NEUBAUER

El elevado nivel de contagios de coronavirus en Austria, donde la tasa de infección supera los 800 casos por cada 100.000 habitantes en una semana, ha llevado al Gobierno federal y los ejecutivos de los nueve estados federados a tomar medidas drásticas contra los no vacunados, que deberán confinarse en sus hogares a partir de hoy y solo podrán salir a la calle bajo determinadas condiciones.

«Damos este paso con dolor de corazón, pero lamentablemente es necesario», dijo el canciller federal, el conservador Alexander Schallenberg, ayer al comunicar la medida que estará en vigor al menos hasta el 24 de noviembre.

Los no vacunados solo podrán abandonar sus hogares para realizar compras de primera necesidad, acudir al trabajo o a su centro de estudios, ir a un oficio religioso o dar un paseo. También podrán salir a la calle para acudir a vacunarse. Solo los menores de 12 años quedan exentos.

El gobierno de coalición conservador y verde subrayó que ese confinamiento tiene como fin «impedir el colapso de la asistencia médica» en la república alpina. El objetivo de la medida es motivar a los no vacunados a inmunizarse y reducir el máximo posible los contactos sociales para impedir más contagios.

menos del 65% inmunizados

Tan solo ayer se registraron 11.552 nuevas infecciones en el país. Las fuertes restricciones afectan a unos 2 millones de los 8 millones de habitantes de Austria, donde solo unos 5,7 millones de ciudadanos tienen la pauta completa de vacunación, menos del 65% del total.

Schallenberg calificó de «vergonzosa» la baja tasa de vacunación, que ha conducido a que el país se encuentre sumido en «un círculo infernal». El cumplimiento del confinamiento será verificado con controles puntuales y castigos severos a quienes incumplan las órdenes.

El ministro del Interior, Karl Nehammer, anunció en este sentido que el confinamiento estará vigilado por una estrecha red de controles pero ha garantizado que el impacto sobre los comercios será, de momento, mínimo, por mucho que la población confinada solo pueda abandonar su domicilio bajo «circunstancias excepcionales».

Ya antes de que se ordenara el confinamiento restrictivo la vida social en Austria para los no vacunados era de por si complicada. Desde principios de noviembre solo se puede acudir a trabajar si se está vacunado, sanado o se dispone de un test PCR negativa.

A comercios, bares, restaurantes y locales de ocio y espectáculos, culturales o deportivos, solo se puede entrar si se está vacunado o se ha superado la enfermedad y se dispone del correspondiente certificado.

medida anticipada

El plan inicial del Gobierno de Viena era el de imponer el confinamiento de los no vacunados cuando el número de camas de cuidados intensivos ocupadas por enfermos graves de covid-19 superara las 600. Actualmente son un total de 433, pero el elevado índice de contagios ha hecho adelantar la medida para impedir la saturación de los hospitales

Austria confina a los no vacunados de covid
Comentarios