sábado 17/4/21
Consecuencias de la pandemia

Un brote en el Hespérides trunca la misión del leonés Macho en la Antártida

«Me siento frustrado», dice el comandante bañezano que se incorpora a un nuevo destino en la Inspección General de Sanidad
Los primeros nueve militares españoles. CAMPAÑA ANTÁRTICA DEL ET

Un brote de 35 contagios en el buque oceanográfico Hespérides obliga al Ministerio de Ciencia e Innovación a cancelar el segundo viaje de la Campaña Antártica del Ejército de Tierra, cuya misión es dar servicio a las bases científicas españolas en la Antártida. Los primeros nueve miembros de la dotación española partieron hace un mes, pero el operativo formado por otros cuatro militares y material adicional, en el que se encontraba el comandante bañezano Manuel Macho, que tendría que haber partido el día 14, se quedará en tierra definitivamente por la situación epidemiológica. La pandemia ha ido retrasando la misión desde diciembre, mes en el que estaba prevista la partida del operativo de trece militares para poner en marcha las dos bases que sirven de laboratorio para los científicos. El comandante bañezano, veterinario de 42 años, tenía asignada la responsabilidad de la seguridad alimentaria y el cuidado del medio ambiente.

Fuentes del Ejército de Tierra confirman a este periódico que el leonés, que ya ha superado todas las fases de instrucción y preparación previas para el viaje, tendrá que solicitar de nuevo participar en la misión en la próxima convocatoria. El Hespérides no puede viajar pero los nueve militares que partieron hace un mes sí llegarán hasta la Antártida en el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, como confirman a este periódico fuentes del Ejército. «La misión se realizará aunque sea con la mitad del operativo previsto inicialmente. Las dos bases españolas en la Antártida necesitan mantenimiento. Este año las condiciones son excepcionales por la pandemia y por eso se acorta la misión, pero los militares españoles que ya están allí trasladan material de primera necesidad».

Esas mismas fuentes militares aseguran que el comandante bañezano Miguel Macho continúa perteneciendo a la dotación «y se postulará, si quiere, para ser el veterinario en la próxima misión cuando mejores las condiciones epidemiológicas». Misión que esperan poder retomar al completo en el mes de abril. «Nosotros nos preparamos para lo peor y esperamos lo mejor».

El comandante Manuel Macho ha completado todo el proceso de planificación y adiestramiento de la misión, que comenzó en el mes de marzo, casi un año de trabajo que ahora se trunca por la pandemia de coronavirus.

Tras una primera fase de adiestramiento telemática por la primera ola de coronavirus, la dotación de la compañía Antártica del Ejército de Tierra, se desplazó a O Grove para realizar maniobras en el agua y al Pirineo para completar el adiestramiento en la montaña.

El equipaje que se queda en tierra, y que trasladaría el comandante leonés, estaba formado, entre otros útiles adecuados para la misión, de un equipo de medidor medioambiental.

Decepción y nuevo destino

El bañezano mostró ayer a este periódico su decepción por la suspensión de la misión. «Me siento frustrado. Ha sido un año muy difícil de preparación de una misión con muchas dificultades por la pandemia, pero estaba dentro de lo posible». Macho se postulará para la próxima convocatoria. «Intentaré pedirlo el año que viene, pero si voy o no será decisión de los jefes». Pese al revés, asegura estar ilusionado con la incorporación a un nuevo destino. «En los próximos días me incorporo a la Inspección General de Sanidad, una nueva unidad del Ejército de Tierra. Este cambio también me anima».

La misión continúa

La misión a la Antártida continúa con los nueve militares españoles que se desplazaron hace quince días. Los nueve llegaron por avión a Punta Arenas y cumplieron la cuarentena en sus habitaciones. Ahora se desplazarán en el oceanográfico Sarmiento de Gamboa hasta las dos base española en la Antártida, un viaje que realizará el buque en solitario, sin el Hespérides, para trasladar a científicos y militares a las bases Gabriel de Castilla y Juan Carlos I, situadas las dos a 38 kilómetros de distancia. El viaje durará cinco días. Una navegación por el Mar de Hoces o Paso Drake, el tramo que separa Sudamérica con la Antártida.

El Ministerio de Ciencia en Innovación decide cancelar la participación en la Campaña Antártica Española del BIO Herpérides, que se encuentra en Las Palmas de Gran Canaria «con toda la dotación en cuarentena y bajo supervisión médica» proteger al personal investigador y técnico (civil y militar).

Un brote en el Hespérides trunca la misión del leonés Macho en la Antártida