domingo. 25.09.2022

Una capa de superhéroe para hacerse visibles

Los usuarios de Aspace León celebran su primer acto tras la pandemia Entre sus objetivos, que la sociedad les reconozca
Silvia Lafuente, una luchadora nata, que reivindica derechos e igualdad. FERNANDO OTERO

Aspace León dio ayer un paso más hacia la nueva normalidad, con la celebración del día autonómico de la fundación y que supuso el primer acto tras la pandemia. Una jornada que estuvo marcada por el lema Dejar de ser invisibles, ante la pregunta de cuál sería el superpoder que elegirían.

En León, hay cerca de un centenar de usuarios, con otros tantos trabajadores y todos ellos cuentan con el apoyo de una veintena de voluntarios. Una pequeña gran sociedad que reivindica sus derechos. «Se habla mucho de normalización, pero tenemos que creérnoslo de verdad, no sólo decirlo», apunta la gerente de Aspace León, Xana Prieto. Palabras que corrobora Silvia Lafuente, que con 44 años y parálisis cerebral no puede ser más clara con el mensaje que quiere lanzar al resto de la sociedad: «Ante todo somos personas, aunque cada uno seamos diferentes, tenemos los mismos derechos que cualquier ciudadano». Por este motivo, reivindica el fin de las barreras arquitectónicas que aún existen en el transporte, las ciudades o la posibilidad de poder contar con un cuidador personal que les permita realizar su vida con plena autonomía e independencia.

El presidente de Aspace León, Luis Rodríguez Roldán, reconoce la labor de los «buenos profesionales» que han ayudado a todos los usuarios a sobrellevar la pandemia y el confinamiento, pero recuerda que «algunas administraciones» aún les tienen olvidados.

El objetivo principal para todos ellos es conseguir dejar de ser invisibles, ser reconocidos como son, y poder mejorar su calidad de vida, pero sobre todo, que se les escuche. «Cuando a veces voy a tomar algo, hay camareros que como no me entienden no me sirven, así que sólo voy a los que sí me comprenden», explica Silvia Lafuente, que resume su principal deseo en una sencilla, pero contundente y fundamental frase: «Quiero una vida digna y normalizada». Nada más.

Una capa de superhéroe para hacerse visibles
Comentarios