martes. 09.08.2022

Aspace, la Confederación de Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral, trabaja en toda España con personas que necesitan un día a día adaptado, para las que cuestiones tan habituales como la comida suponen todo un reto. Por eso, su centro de La Coruña ha trabajado en una solución personalizada y acaba de publicar un recetario de alimentación texturizada para que cualquiera, en su casa o en un centro, pueda mejorar la calidad de vida de jóvenes o mayores que tengan problemas para tragar, la denominada disfagia.

Se trata de un libro que recoge recetas de toda la vida y que explica cómo adaptarlas a la discapacidad y conseguir que se mantengan los sabores de los alimentos, sin recurrir a triturar todo y hacer papillas, como se hacía hasta ahora.

Su impulsor, el jefe de cocina Óscar Romero cuenta el proceso que siguen para conseguir un resultado óptimo apto para personas con necesidades especiales. «Lo primero es que los logopedas de los usuarios realicen una valoración en función de lo que pueden comer. A partir de ahí, preparamos cada día tres opciones. Una es el plato con la textura normal, otra es ese mismo plato con algunos elementos adaptados y, la tercera, es el plato totalmente texturizado con los mismos ingredientes para todos», apunta.

Comida texturizada para personas con discapacidad
Comentarios