sábado. 03.12.2022
FRANCISCO LEÓN. CIENTÍFICO Y EMPRENDEDOR

El leonés que alumbra un fármaco pionero contra la diabetes 1

El hito de Francisco León en Estados Unidos. La Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA) decide a mediados de noviembre si da el visto bueno al Teplizumab, el medicamento que puede prevenir o retrasar una media de tres años la diabetes tipo 1 y que impulsa el leonés Francisco León Prieto a través de su empresa Provention Bio.
Francisco León participó en el cuarto congreso de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) en León. FERNANDO OTERO
Francisco León participó en el cuarto congreso de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) en León. FERNANDO OTERO

Desde que hace cien años se descubrió la insulina no se ha producido un avance terapéutico tan importante en la diabetes como el que presentó el leonés Francisco León en el cuarto congreso de la Sociedad Española de Inmunología (SEI).

Un fármaco llamado Teplizumab que ha sido desarrollado por la empresa que este científico y emprendedor fundó en Estados Unidos tras pasar por diferentes laboratorios de investigación y multinacionales.

El Teplizumab está en fase de evaluación en la FDA (siglas en inglés de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos) y se espera que antes del 17 de noviembre se pronuncie sobre su posible aprobación. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que afecta a una de cada diez personas con diabetes. En León se diagnostican más de 150 casos nuevos cada año. Y lo que tiene de singular es que una vez que debuta, es irreversible.

El científico y emprendedor leonés Francisco León, radicado en Nueva Jersey, presentó en el congreso de la SEI de León, en la mesa sobre nuevas terapias contra la diabetes mellitus 1, este proyecto que abre una puerta a la esperanza en la diabetes tipo 1.

Inmunología puntera
«León es uno de los sitios que podrá usar de forma rápida los anticuerpos monoclonales»

Prevention Bio arrancó esta investigación con un sistema de cribado para detectar la diabetes tipo 1 en estadios asintomáticos en niños. Los que dieron riesgo alto fueron incluidos en un ensayo con el medicamento experimental Teplizumab, Este fármaco ha mostrado que «aplicado durante dos semanas a pacientes con enfermedad no sintomática se retrasa el inicio de la enfermedad una media de tres años», explica León.

«Dado que no ha habido ningún avance terapéutico desde que se descubrió la insulina hace cien años, estamos muy ilusionados», admite el científico. Es el fruto de «un proceso larguísimo en el que han participado cientos de personas» y cuya meta se sitúa en el logro de una vacuna para prevenir el virus que causa la infección que desencadena la diabetes M1.

El científico leonés explicó a Diario de León cómo funciona este fármaco pionero. «Reacciona contra una molécula llamada CD3, que es la tercera molécula que se descubrió en la superficie del linfocito T (coloquialmente, el ‘asesino’ de las células que producen insulina). Para hacerse una idea, ahora hay mismo hay más de 200 moléculas descubiertas en la superficie del linfocito T y la CD3 fue la tercera, hace treinta años».

A partir del hallazgo, «varias empresas desarrollaron anticuerpos contra el CD3, incluida Johnson&Jonhson, y muchos investigadores académicos hicieron ensayos clínicos, entre ellos el prestigioso profesor Bluestone, y al cabo de veinte años de ensayos clínicos se encontró la pauta de tratamiento que retrasa la enfermedad sin causar efectos secundarios que impidan su uso experimental, y, esperamos, su posible aprobación», precisa. Los resultados «fueron tan prometedores que cuando estábamos en fase 2, la FDA permitió que no se hiciera la fase 3 (las fases de los ensayos clínicos van de 0 a 4 y es en la 3 cuando se evalúa su autorización) para su aprobación», explica.

El Teplizumab se está ensayando en fase 3 en otro programa con pacientes en las primeras semanas de diagnóstico para preservar las células de insulina que les quedan porque «cuantas más células consigas preservar intactas, mejor es la evolución del paciente», aclara.

Diabetes y celíaca
«El virus coxsackie B infecta las células betapancreáticas y el intestino»

Las mayores esperanzas las tienen puestas en un tercer proyecto. Se trata de combinar el fármaco con el trasplante de células productoras de insulina. Estos trasplantes se están haciendo con unos pocos pacientes en Estados Unidos, pero tienen el inconveniente del rechazo de las células del sistema inmune porque vienen de un donante.

«Tenemos datos que sugieren que nuestro fármaco podría proteger a esas células, por lo que la combinación del trasplante con el Teplizumab podría en teoría curar la diabetes tipo 1», apunta,

Lo último que está haciendo León es una vacuna contra el virus que parece más relacionad con la diabetes y con la enfermedad celiaca. Se trata del virus coxsackie B. La razón por la este virus provoca dos enfermedades autoinmunes tan diferentes se debe a que «infecta las células betapancreáticas y el intestino y cuando el sistema inmune intenta elimininarlo es cuando el daño colateral es la autoinmunidad».

Frente al retraso que se sufre en España, y en Europa en general frente a las nuevas terapias para la diabetes tipo 1, León destaca los avances realizados en la prevenció de la enfermedad celiaca. El estudio español Prevent Celiac Disease ha permitido determinar los marcadores que permiten realizar un diagnóistico precoz. En el Caule colaboran con el doctor Vivas, de Digestivo, con el ensayo de otro fármaco para la enfermedad celiaca. «Se está realizando en 25 centros a nivel mundial y León es uno de ellos», precisó.

Francisco León destacó la buena posición de la unidad de Inmunología del Caule en la traslación de los conocimientos. «León es de los sitios donde la inmunología es parte de la clínica y va a permitir el uso de estos anticuerpos monoclonales de forma muy rápida una vez que estén aprobados».

El congreso, con una proyección internacional y más de 500 participantes, ha sido «un éxito por el nivel científico y de participación», valoró el jefe de Inmunología del Caule, José María García Ruiz de Morales. Además de Francisco León, científicas de la talla de Carola García de Vinuesa o Ana Fernández Sesma que «nos abren las puertas» a los niveles más altos de investigación. La única laguna, como manifestó el presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) en la inauguración, es el apoyo insuficiente de la Junta de Castilla y León a una especialidad vanguardista en la salud, y. en particular a la Unidad de Inmunología del Caule, que ha mostrado con este congreso reconocimiento internacional y nacional y es la única para formar residentes en la Comunidad.

El leonés que alumbra un fármaco pionero contra la diabetes 1
Comentarios