lunes 16.09.2019
FALTA FORMACIÓN SEXUAL

Más consultas por disfunción sexual en jóvenes que ven porno

La pornografía es un teatro al que los jóvenes acceden sin formación sexual previa, denuncian los expertos consultados por este periódico. Ni los cuerpos ni las prácticas ni las relaciones son reales. Los psicólogos alertan del aumento de las consultas de jóvenes que presentan problemas en el desarrollo de su sexualidad condicionada por los modelos «mal aprendidos» por medio de los contenidos para adultos. Falta una ley que garantice la formación sexual en el colegio. Los leoneses que acceden a los contenidos de adultos permanecen una media de 9 minutos 51 segundos, según el portal Pornhub..
Más consultas por disfunción sexual en jóvenes que ven porno

«El porno no está hecho para educar. Ni los cuerpos son reales ni los genitales son así y los roles de las relaciones son, en la mayoría de los casos, denigrantes para la mujer, y sin embargo la juventud lo tiene casi como única fuente de información». La psicóloga y sexóloga de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), Sonia Hurtado, denuncia la inexistencia de planes de formación sexual en el currículo académico en España y la ausencia total de estrategias en Castilla y León. «No hay nada, todo depende de las asociaciones o entidades que demandan esta información».

Uno de cada cuatro menores de entre 9 y 17 años recibe mensajes de tipo sexual a través de las redes sociales, una probabilidad que se incrementa con la edad. Hasta el 45% de los menores de entre 15 y 17 años acceden a contenidos sexuales en las plataformas digitales, según el último informe de EU Kids Online elaborado en colaboración con el Incibe. «El acceso de los menores a contenidos para adultos les transmite una percepción irreal de la sexualidad», explica Cristina Gutiérrez, experta en el área de menores de Incibe. «Sin formación y a esa edad, en la que hay una revolución hormonal y un despertar sexual, no tienen claro conceptos como igualdad y realidad y luego buscan expectativas que no cumplen y fracasan en sus relaciones».

Los psicólogos del Centro Psicológico de Terapia de Conducta (Cepteco) Miguel Ángel y David Cueto, destacan que «cada vez encontramos a más jóvenes en consulta que presentan disfunciones sexuales o problemas en el desarrollo de su sexualidad condicionada por los modelos mal aprendidos por medio de la pornografía». Disfunciones relacionadas con el deseo, la excitación o el orgasmo que esperan encontrar en sus relaciones reales al mismo nivel de lo que encuentran en las escenas pornográficas.

Actualmente, la Ley de Educación (Lomce) solo incluye la educación sexual en la etapa de secundaria en la asignatura de Biología. «Creemos que es insuficiente y solo se tiende a informar sobre órganos genitales y lo malo del sexo en la adolescencia por los embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual. Se omiten otros elementos de lo bueno del sexo como el desarrollo de los afectos, el enamoramiento, el vínculo afectivo, las emociones, la diversidad y la orientación sexual, las relaciones de pareja, la sensibilidad, los compromisos, los cuidados, la comunicación y el placer que puede producir un acercamiento afectivo», aseguran los psicólogos de Cepteco. «Llevamos años de retraso con respecto a otros países y dejamos a la transversalidad la educación afectivo-sexual».

CASI DIEZ MINUTOS DE VISIONADO

La provincia de León representa el 0,39 % del tráfico español que tiene Pornhub, uno de los principales canales de contenidos para adultos. Fuentes del portal pornográfico aseguran que León ocupa el puesto 37 de más accesos de las 52 provincias españolas. «El tiempo promedio empleado por visita de los leoneses es de 9 minutos y 51 segundos, lo que es aproximadamente 30 segundos más que la media nacional de España». Otro dato que revela el portal es que el 23 % de las personas usuarias leonesas son mujeres, una media más baja que la nacional, que está en el 29 %. Por edades, el 5 % de los leoneses que acceden al portal tienen entre 18 y 24 años, el 38% entre 25 y 34 y el porcentaje desciende porcentualmente hasta el 6% de mayores de 65 años. Es decir, los mayores de 65 años recurren a los contenidos de adultos tanto como los menores de 24 años. En el 60% de los contenidos que buscan los leoneses está la palabra ‘fetiche’ y el top de la categoría con más entradas desde León es la de contenidos de ‘maduras’.

«La pornografía y la cosificación de los cuerpos de mujeres y hombres reduce la relación entre los sexos a simple satisfacción genital», aseguran los psicólogos de Cepteco. «Esta degradación tiende a ser mutilada ya que se suele hacer una representación de la sexualidad con imágenes que explicitan el desprecio hacia las mujeres. La pornografía y el menoscabo de la dignidad se ejercen sobre cuerpos y las palabras denigrantes en contra de las mujeres».

UN NEGOCIO

Desde el Incibe se alerta de que los jóvenes «no están preparados psicológicamente para esos contenidos, que provocan después conductas adictivas y convulsivas al sexo. No deja de ser un negocio, incluida la pornografía infantil, que genera mucho dinero, y al que le interesan que los mecanismos de control sean laxos».

El riesgo, insisten los expertos «es que, por falta de educación e información sexual, «los jóvenes entiendan que lo que ven en la pornografía son las prácticas comunes. Nuestro trabajo es informar y educar en sexología, que cuando los jóvenes accedan a esos contenidos lleguen con conocimiento e información, porque siempre habrá fuentes no correctas de información sexual», afirma Raquel Hurtado.

Los psicólogos de Cepteco imparten cursos para personal de enfermería que trabaja en los centros escolares. «Es un personal muy motivado y muy bien formado, aunque desbordado por la cantidad de actividades que desarrollan en sus centros. Este personal solo se encuentra en muy pocos centros donde se necesita una atención a menores con diversidad funcional o discapacidad», dice Miguel Ángel Cueto, del centro de psicología Cepteco.

Más consultas por disfunción sexual en jóvenes que ven porno
Comentarios