martes 11/8/20

La OMS pide más prudencia a los jóvenes y priorizar los viajes esenciales

El comité de urgencia de la organización prorroga el estado de emergencia sanitaria mundial y exige "no bajar la guardia" para evitar los rebrotes
Pruebas gratuitas de PCR a los habitantes de Sao Paulo. SEBASTIAO MOREIRA
Pruebas gratuitas de PCR a los habitantes de Sao Paulo. SEBASTIAO MOREIRA

Han transcurrido seis meses desde que la Organización Mundial de la Salud declarase el estado de emergencia sanitaria y la pandemia, lejos de amainar, se agrava. Y lo que es peor, el número de posibles soluciones se ha achicado tanto que ya todos los países miran en una única dirección: la vacuna. Y aún así, algunos como Estados Unidos o India, y regiones vastas como Latinoamérica, empiezan a convencerse de que, incluso con un antiviral, será misión imposible cortar en seco los estragos del coronavirus dada la extensión que ha alcanzado la enfermedad.

En ese contexto, con 17 millones de pacientes y 667.000 fallecidos, la OMS reunió ayer por cuarta vez a su comité de urgencia desde el comienzo de la crisis. La última vez que se vio su veintena de expertos fue para defenderse de las acusaciones de EE UU y parte de Europa respecto a que no habían informado lo suficiente ni a tiempo de lo que se venía encima del planeta. La organización respondió culpando a los gobiernos de haber menospreciado la amenaza y afrontarla tarde. Este viernes, los especialistas volvieron a verse para tratar de dar sentido a los continuos rebrotes del Covid-19, que están complicando sobremanera a Europa y que en Asia se abordan ya como segundas e incluso terceras oleadas de la pandemia.

En el Viejo Continente, esta terminología quema. Sólo Alemania empieza a temer públicamente que el aumento de positivos en su país -900 el jueves, el máximo de los últimos dos meses- esconda una segunda ola. "No sabemos si es el comienzo, pero puede serlo", afirma Lothar Wieler, presidente del Instituto de Robert Koch. España, Francia o Reino Unido son otras naciones que sufren múltiples rebrotes, pero, en su caso, rechazan la idea de una nueva oleada.

La OMS tiene claro que la razón de todos estos nuevos positivos son múltiples, aunque uno despunta. "Parece que los rebrotes en algunos países son en parte causados por jóvenes que bajan la guardia durante el verano en el hemisferio norte", dijo el director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa previa a la reunión ayer del comité de urgencia, cuyos miembros coincidieron en el mismo pronóstico. De hecho, este órgano de la OMS ha decidido alargar el estado de emergencia sanitaria mundial, prorrogado varias veces desde enero, a la vista de los pésimos resultados que continúa arrojando la pandemia.

"No son invencibles"

Tedros Adhanom Ghebreyesus admitió que la mayor afectación del virus se produce sobre los mayores, pero señaló que los niños y jóvenes no están exentos de peligro y, además, ejercen como eficaces correas de transmisión de la enfermedad. De hecho, las autoridades sanitarias europeas han detectado un vertiginoso descenso en la edad media de los nuevos pacientes y, también, de quienes ingresan en los hospitales. Hace poco más de una semana se produjo la muerte de una niña de 3 años en Bélgica. Tenía también otras patologías.

"Lo hemos dicho antes y lo volveremos a decir: los jóvenes no son invencibles. Pueden ser infectados, pueden morir y pueden transmitir el virus a otros", subrayó Ghebreyesus. Precisamente, el comité reconoció ayer que "uno de los retos es convencer a los jóvenes" del peligro y de que "deben tomar las mismas precauciones que el resto de la población para protegerse a sí mismos y proteger a los demás", especialmente el uso de las mascarillas y mantener la distancia de seguridad. Entre las fórmulas que se barajan figuran las campañas de concienciación.

Igualmente inquieta el rumbo que ha tomado la epidemia tras la reapertura fronteriza. "El levantamiento de las restricciones a los viajes debería basarse en una evaluación profunda del riesgo, teniendo en cuenta la situación epidemiológica y el contexto locales", señala la OMS en su lista actualizada de recomendaciones. En ésta, da prioridad a los viajes esenciales y de emergencia. Su percepción coincide con un estudio alemán que constata cómo nueve de cada cien contagios en el país son importados por personas llegadas de terceros lugares.

La OMS pide más prudencia a los jóvenes y priorizar los viajes esenciales