viernes 10.07.2020
Maternidad

Partos lentos y sin cortes para cuidar a madres y a bebés

Episiotomías en declive. El corte entre la zona vaginal y del ano de las mujeres durante el parto que durante décadas fue sistemático tiende a decaer, aunque todavía hay tasas altas en muchos hospitales de Castilla y León. En el Bierzo la episiotomía pasa a mejor vida.
Consulta en la Unidad de la Mujer del Hospital El Bierzo. L. DE LA MATA
Consulta en la Unidad de la Mujer del Hospital El Bierzo. L. DE LA MATA

Ideada teóricamente para evitar desgarros vaginales en los partos, la episiotomía se ha demostrado como una práctica que, salvo en casos excepcionales, «no tiene efectos beneficiosos», asegura la jefa de la Unidad de la Mujer del Hospital El Bierzo, Olga González López. Este centro sanitario se destaca en el conjunto de Castilla y León por haber erradicado esta práctica en los últimos años.

Según la última estadística publicada por la Asociación El Parto es Nuestro en base a datos hospitalarios, las episiotomías se han reducido del 6,6% al 2,7% desde 2015 al primer semestre de 2019 en el hospital berciano. La tendencia a la baja es generalizada en los otros hospitales de la Comunidad, aunque León mantiene una tasa del 27,6% en los primeros meses de 2019 frente al 36,9% de 2015. «No hacemos episiotomía electiva, solo cuando es estrictamente necesario», subraya la jefa de la unidad. «Aquí los partos son relajados y tranquilos, sin prisas», añade Olga González.

«La evolución de las tasas de episiotomías es favorable ya que el descenso de esta práctica, cuyo uso sistemático está desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud, es generalizado en los hospitales públicos de Castilla y León», apunta El Parto es Nuestro, asociación presidida por la leonesa Beatriz Aller Pose.

La tasa de episiotomías del Hospital de León es una de las más altas de la Comunidad junto con la del Hospital de Soria, que también es del 27,6% sobre el total de los partos vaginales. Por detrás, con un 22,4% se encuentra el Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro y con un 21,6% el Hospital Clínico de Valladolid; con 20,4% se encuentran el Hospital Virgen de la Concha de Zamora y el Complejo Asistencial de Ávila. El 19% se da en el Hospital de Medina del Campo y el 15,3% en el Hospital Río Carrión de Palencia. El Hospital de Salamanca ha experimentado un drástico descenso en estos últimos cinco años al pasar del 32,6% de episiotomías en 2015 al 13,2% en el primer semestre de 2019. Otro tanto sucede en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, que ha reducido su tasa de episiotomías del 41,4% al 10,7% en este mismo periodo.

En Aranda de Duero han pasado del 19% al 12,3%, el Hospital Universitario de Burgos del 26,5% al 9%. El Hospital de Segovia estaba en un 29,4% en 2015 y en el 14,8% en 2018, sin que tenga disponibles aún los datos de los primeros meses de 2019.

«En 2018, último año completo de esta serie las diferencias entre hospitales son igualmente remarcables oscilando entre el 2,4% en el Hospital Universitario del Bierzo y el 32,2% en el Hospital Virgen de la Concha en Zamora», apunta el informe de El Parto Es Nuestro.

La asociación valora «el descenso significativo» de la práctica en los catorce hospitales públicos de la Comunidad y pide transparencia con estos datos en las clínicas privadas pues aún no están disponibles.

La asociación lamenta que las tasas de cesáreas y de episiotomías «continúan por encima de las recomendaciones y estándares propugnados por organismos como la OMS el Ministerio de Sanidad».

La gran variación que existe entre hospitales en la Comunidad «nos lleva a cuestionarnos el modo en que la evidencia científica se integra en las decisiones médicas» de la atención al parto.

Los datos del informe han sido extraídos del Boletín Oficial de las Cortes Castilla y León que recoge la respuesta planteada por la procuradora de Podemos en las Cortes autonómicas, Laura Domínguez.

El Parto Es Nuestro defiende una mayor dotación de matronas en los paritorios para una mejor atención al parto.

Partos lentos y sin cortes para cuidar a madres y a bebés