sábado 27/2/21
Tercera ola

«Quédense en casa, por favor»

El virus se desboca en León y ayer volvió a marcar otra cifra récord de contagios con 718 nuevos casos positivos. Una docena de municipios rurales se encuentran por encima de los mil casos de incidencia acumulada a siete días. Varias alcaldías han lanzado bandos para pedir a la población que se quede en casa ante la situación.
León, durante la fase 3 de la desescalada en junio de 2020. MARCIANO PÉREZ
León, durante la fase 3 de la desescalada en junio de 2020. MARCIANO PÉREZ

Mientras los políticos del Gobierno y la Junta se ponen de acuerdo sobre las medidas idóneas para atajar la tercera ola, que presenta una escalada vertical y vertiginosa, el virus se ocupa de confinar de facto muchas localidades. Con 718 nuevos casos y 12.445 personas con el virus activo la situación se complica.

En la provincia de León los alcaldes y alcaldesas de pequeños pueblos se han tenido que poner al frente, bandos en ristre, para exigir a la población que guarde la cuarentena bajo amenaza de pedir ayuda a la Guardia Civil y conminar a sus vecinos a que se queden en casa y salgan solo a las actividades imprescindibles como comprar, ir al trabajo o a la escuela.

El alcalde de Santa María de Ordás, municipio que presenta una tasa de incidencia muy alta sobre todo en pueblos como Callejo y Villarrodrigo, tuvo que cerrar el ayuntamiento «deprisa y corriendo» tras sospechar de algún vecino que acudió a las dependencias municipales. «Nos hicimos la PCR la auxiliar y yo. Ella dio negativo y yo positivo. No tengo síntomas. Si no llega a ser por la prueba ando por la calle contagiando», declaró Luis José García Fernández.

Luis José García

«Hice un bando duro porque había gente contagiada que andaba por la calle»

Desde su confinamiento domiciliario, el alcalde señala que el 12 de enero, antes de que la Junta hiciera la recomendación, «pusimos bandos en los pueblos para que la gente tomara precauciones y pedimos a Sanidad un cribado en el municipio», explica. Pero mucha gente no guarda la cuarentena, lamenta, «y así estamos».En el bando recuerda a los vecinos que no llevar mascarilla está multado con 300 euros y que el incumplimiento del confinamiento, bien por positivo, bien por contacto, es una falta grave que puede ser sancionada con multas de 3.001 a 60.000 euros.

En Villanueva de Jamuz, localidad del municipio de Santa Elena, está prácticamente todo el pueblo confinado. Varias personas de distintas familias han dado positivo y sus convivientes también están aislados. La alcaldesa, Carolina Castro Murciego, emitió un bando ayer con recomendaciones de sobra conocidas (guardar la distancia de seguridad interpersonal y uso de mascarillas, limitación de encuentros sociales, permanecer en las casas así como respeto a las medidas de higiene y los horarios de movilidad.

José Pedro Fernández

«Si se colapsa el sistema sanitario vamos a entrar en un ciclo de muy difícil salida»

Los municipios que se encuentran con una incidencia acumulada a siete días por encima de 1.000 son: Astorga, con 1.371 casos por cien mil habitantes; Bustillo del Páramo, con 1.888; Villaquilambre, con 1.051; Torre del Bierzo, con 1.016; Valencia de Don Juan, con 1.252; Santa Elena de Jamuz, con 1.219; Bembibre con 1.424; Santa María del Páramo, con 1.521, Cubillos del Sil con 1.211 y Sahagún con 1.083 casos por 100.000 habitantes a siete días.

La incidencia acumulada a 14 días se dispara por encima de los 2.000 casos en municipios como Páramo del Sil, Cubillos del Sil, Cistierna, Astorga, Bembibre y la tasa más elevada en este periodo es la de Santa María del Páramo con 4.845 casos por 100.000 habitantes. La zona básica de salud del Páramo se ha convertido en la segunda con mayor porcentaje de positividad de lo que va de pandemia por detrás de La Bañeza, con un 12,2 y un 12,

En todas estas localidades se han realizado cribados poblacionales masivos o selectivos o están programados, como es el caso de Sahagún, para el próximo miércoles. Ayer se realizó en Valencia de Don Juan.

Juan Pablo Regadera

«El confinamiento es una medida que nos debe venir de las autoridades superiores»

El gerente de Atención Primaria, José Pedro Fernández, destaca que los cribados «son una herramienta de especial utilidad sobre todo en los sitios donde vemos que el virus está muy activo, porque detectamos asintomáticos que de otra manera estarían generando nuevos contagios en una cadena que se multiplica por 50».

En la situación actual de la pandemia, con una contagiosidad muy elevada y una incidencia acumulada de 1.245 casos a 14 días de media en la provincia, «la población y los equipos sanitarios formamos un gran equipo en la lucha contra el virus y es importantísimo que los ciudadanos se queden en casa. Quédense en casa por favor», enfatizó. «Si se colapsa el sistema sanitario, los problemas van a ser tremendamente importantes: van a tener que cerrarse los quirófanos y vamos a entrar en un ciclo de muy difícil salida», añadió Fernández. El alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Pablo Regadera, señaló que la medida del confinamiento debe venir impuesta por autoridades superiores aunque admitió que el autoconfinamiento «es lo inteligente y coherente cuando las tasas son muy elevadas».

«Quédense en casa, por favor»