miércoles. 17.08.2022

El VIH repunta en León entre los varones jóvenes

Los farmacéuticos . de León se forman para destapar al 30% de las personas infectadas con VIH que no están diagnosticadas. El Hospital de León trata cada año a 15 nuevos seropositivos, la mayoría hombres jóvenes con prácticas sexuales sin protección..
(Clic sobre la imagen para ampliar).

«Se ha minimizado el riesgo». El jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital de León, José Luis Mostaza, destaca que los nuevos contagios del VIH en León afectan a varones jóvenes con prácticas sexuales sin protección. «El grupo de personas que se infectaba por compartir jeringuillas ha disminuido pero no somos capaces de reducir los contagios por prácticas sexuales de riesgo sin protección».

El especialista cree «de utilidad» el autotest VIH que ya está disponible en las farmacias «porque, si es fiable, que parece que lo es, puede aumentar los diagnósticos con cierta confidencialidad». En caso de que el autotest de positivo «hay que consultar inmediatamente con el médico».

El Hospital de León tienen actualmente en tratamiento a 450 personas infectadas con el virus del sida, de los que un 20% son pacientes que se trasladan habitualmente de una ciudad a otro. «La eficacia de los tratamientos ha hecho que las personas minimicen los riesgos», asegura. Medicación eficaz que inhibe las dos enzimas que provocan el virus, tratamiento que hay que seguir de por vida.

Alrededor de 150 farmacéuticos leoneses se forman en la detección precoz del VIH y uso del autotest VIH con talleres organizados en León y Ponferrada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León y la Asociación Caracol VIH/sida. El objetivo es destapar al 30% de los infectados que no están diagnosticados dado que el 46,5% de los afectados presentan un diagnóstico tardío, es decir, llevaban de media unos 10 años infectados sin saberlo, «lo que provoca consecuencias muy graves en la salud y favorece el contagio de la enfermerdad», asegura el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Javier Herradón.

El test no necesita receta médica, cuesta 29 euros y está indicado para personas que hayan mantenido una relación sexual, sin protección, con riesgo de contagio, al menos, tres meses antes de la toma de la muestra. «De una forma sencilla, a través de una muestra de sangre extraída de la yema del dedo, la persona puede saber en 15 minutos el resultado de la prueba, en la intimidad de su casa», explica Herradón. En caso de ser positivo, el resultado se confirma en un laboratorio.

Reducir los contagios

«Puesto que actualmente no hay una vacuna para evitar la infección por este virus, los tratamientos son fundamentales para reducir el riesgo de transmisión», afirma Herradón, que defiende la proximidad y la accesibilidad de la red de 325 farmacias de la provincia como lugares idóneos en los que además se ofrece consejo profesional y atendión personalizada. «Cuanto antes se comience con el tratamiento más posibilidades habrá de supervivencia. Mientras esté en tratamiento, el paciente no contagiará el virus».

Desde que se diagnosticó el primer caso de sida en Castilla y León en el año 1892 hata el 30 de junio de 2017 —última fecha oficial— se han diagnosticado 3.130 casos de sida en la Comunidad. La provincia que presenta un mayor número de casos es Valladolid con 838, seguida de León, con 485 y una tasa acumulada de 102,1 casos por 100.000 habitatnes. La provincia con mayor tasa es Palencia, con 183,25 casos por 100.000 habitantes, seguida por Valladolid, Salamanca y Burgos.

En el último informe epidemiológico de la Junta de Castilla y León se asegura que actualmente la epidemia de sida puede considerse como una enfermedad de transmisión sexual. «Si unimos en los últimos años los casos en personas cuya único comportamiento de riesgo haya sido relaciones sexuales (homo o hetereo) sin protección, supera a los casos cuyo comportamiento de riesgo es compartir utensiones cuando se inyectan». El virus afecta más a hombres que a mujeres y la edad media de los nuevos casos supera los 40 años. «Debemos disminuir el retraso del diagnóstico en los nuevos casos de sida, fomentando la detección precoz», aseguran desde la Junta.

Desde diciembre de 2010 se hacen test rápidos en 16 oficinas de farmacia de Castilla y León —3 en León— para detectar el VIH. En este tiempo se ha realizado 7.646 pruebas con un precio de 5 euros que han detectado en torno a un 1% de positivos. Estas farmacias seguirán haciendo la prueba de test rápido. «El autotest VIH puede convertirse en complemento a este servicio de las farmacias en colaboración con la Consejería de Sanidad, y contribuir a subsanar las limitaciones geográficas de la provincia, dado que solamente son tres las farmacias que ofrecen el test rápido», explica Herradón.

La educadora social de la Asociación Caracol de Ponferrada, Lorena Alonso Oria, asegura que «la cercanía y empatía para con el paciente, así como la confidencialidad e información necesaria son esenciales a la hora de la dispensación de la prueba, para que el paciente se deshaga del miedo al posible resultado».

El farmacéutico Joaquín Carrasco muestra el autotest del VIH, que ya está disponible en las farmacias leonesas. JESÚS F. SALVADORES

El VIH repunta en León entre los varones jóvenes
Comentarios