jueves 20/1/22

La decisión del nuevo presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, de ampliar las funciones del Instituto Leonés de Cultura con la unión en un solo departamento de Turismo y Cultura es una declaración de intenciones acerca de su voluntad de potenciar los hitos con los que cuenta la provincia —culturales, patrimoniales, naturales y gastronómicos— para invertir en un área generadora de riqueza. El ILC ha sido uno de los instrumentos más importantes para impulsar la etnografía, la literatura y la creación artística de la provincia. Muestra de ello es el Museo Etnográfico de Mansilla, el Centro Leonés de Arte o los premios a los Libros Leoneses del año, entre otras muchas cosas. Asimismo, los fondos de la Diputación han salvado de la ruina un gran número de tesoros del patrimonio religioso de la provincia y han acercado a los habitantes de los pueblos el teatro, la música y la literatura. Ahí está, por ejemplo, el premio al Fomento de la Lectura para los Bibliobuses. Ahora, Martínez Majo nombra al poeta Adolfo Alonso Ares asesor de cultura y turismo para incrementar los proyectos culturales y lograr que la actividad de los creadores de la provincia se conozca fuera de León. El presidente de la Diputación anuncia para ello que, en la medida de sus posibilidades, aumentará la partida destinada a inversión en cultura. Bienvenido sea, porque la rentabilidad cultural se mide también en resultados económicos.

CULTURA: Apuesta por la cultura en la Diputación
Comentarios